Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal catalana solicita medidas radicales ante el terrorismo

La patronal Fomento del Trabajo Nacional, que representa en Cataluña. a la CEOE, aprobó el pasado 29 de junio un llamamiento en el que propone medidas expeditivas y radicales para acabar con el terrorismo. El documento fue aprobado en una reunión del comité ejecutivo de la entidad. El llamamiento aparece hoy, como publicidad en diversos periódicos (véase página 34). Fomento remitió ayer el llamamiento a varias instituciones barcelonesas, entre ellas el Círculo de Economía, solicitando su adhesión.La actual junta directiva, que preside Alfredo Molinas, fue elegida el pasado mes de diciembre en unas elecciones de candidatura única en las que obtuvo 1.005 votos de los 1.045 emitidos. En esa elección no acudió a votar ningún representante de los algodoneros.

Este último año Fomento ha replanteado sus estructuras y ha iniciado una política de búsqueda de apoyos en sectores alejados de. sus planteamientos tradicionales, pues los empresarios de los sectores más innovadores estaban al margen de sus actividades, por lo que esta patronal había quedado convertida en un reducto del sector más duro del empresanado. En 1983, estuvo a punto de cristalizar la presentación de una candidatura promovida por un grupo de empresarios de talante más liberal, pero en última instancia la iniciativa se malogró.

Hasta 1984, Fomentó había mantenido una política de beligerancia en las contiendas electorales a favor de los partidos conservadores. En las elecciones autonómicas de 1980, en las que Jordi Pujol accedió a la pre.sidencia de la Generalitat, Fomento destinó cerca de 300 millones a una campaña publicitaria contra "la causa marxista", según dtversas fuentes.

El presidente de Fomento., Alfredo Molinas, que al mismo tiempo es vicepresidente de la CEOE, ha expresado en alguna ocasión puntos de vista llamativos sobre la democracia y log políticos. Cuando su organización decidió abandonar la postura de beligerancia en las elecciones, lo justificó diciendo que "ahora lo menos rentable es comprar a un parlamentario, a pesar de lo barato que va el kilo de diputado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1987