Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Dinero y papel juegan fuerte

La nueva subida de los mercados de valores se ha producido mediante un fuerte intercambio de órdenes que dice tanto a favor de la entrada de dinero como de las realizaciones de beneficios. Esta materialización de plusvalías está en relación directa con la velocidad con que se producen, y en esta ocasión no hay nada que reprocharle al mercado en cuanto a la facilidad con que ha generado beneficios. El cambio de orientación, propiciado por los sectores bancario y de comunicaciones, ha encontrado un eco fácil en los valores industriales, sobre todo porque su capacidad de respuesta a la demanda es muy pequeña. En cuanto a los factores que han propiciado este giro, todavía se sigue hablando de tipos de interés y de compras del exterior.Unos mercados monetarios sin problemas puntuales de liquidez han conseguido traer algo de tranquilidad, aunque no conviene olvidar que las circunstancias actuales no se van a mantener durante mucho tiempo. El mercado interbancario mantiene la tendencia a la baja, situando el precio de las operaciones a un día en el 16,56%, al tiempo que la próxima subasta de letras del Tesoro ha despertado cierta expectación debido a la posibilidad que tiene el público de acceder a este instrumento financiero.

La sesión discurrió bajo un ambiente muy animado, hasta que el sector químico dio las primeras muestras de cansancio. Como consecuencia de esta situación, el hecho de que se cubriesen totalmente la mayor parte de los saldos compradores de los valores bancarios se tomó como un síntoma de incertidumbre y fue a partir de ese momento cuando se cayó en la cuenta de que el papel estaba actuando con mucha más soltura que en los días anteriores. No obstante, el cierre resultó tranquilo sin que sonasen las voces que ofrecían títulos más altas que las que aún mantenían las peticiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 1987