Tribuna:EL OMBUDSMANTribuna
i

La función de los mercados origen

En la edición de Andalucía del pasado 9 de mayo, Antonio Torres, desde Almería, recogía unas declaraciones de Vidal Díez Tascón (a quien Torres menciona repetidamente a través de su información como Díaz Tascón), presidente ejecutivo de Mercosa (Mercados en Origen, S. A.), en las que afirmaba que la Junta de Andalucía no había sabido crear canales de comercialización. Díez Tascón no está de acuerdo con el artículo del corresponsal de EL PAÍS y considera que se han interpretado mal sus palabras: "El título de la información del periódico es: El presidente de Mercosa afirma que la Junta de Andalucía no ha sabido crear canales de comercialización. Personalmente, yo no he pronunciado esa frase, y supongo que el periodista lo entiende así, ya que no lo ha entrecomillado. Se trata, por consiguiente, de una interpretación personal del periodista, que no se ajusta en absoluto a lo que yo he declarado. En cuanto al entrecomillado del primer párrafo [Díez señaló: 'Lo dije en su momento a los señores que defendían la idea de la Comercializadora de Productos Andaluces, porque considero que es una barbaridad una operación de este tipo en el contexto de un país democrático, que tiene un plan de empresa global ajustado al mundo actual"], he de manifestar que muy probablemente las palabras referidas sí han sido pronunciadas por mí, sólo que faltan intercaladamente otras tantas palabras, que al desaparecer hacen cambiar el significado de lo que yo he pronunciado"."Las palabras que yo pronuncié -recuerda Díez Tascón- en respuesta a una pregunta sobre Merco, en Andalucía, fueron las siguientes: 'Lo dije en su momento, Mercosa es una empresa a nivel de todo el Estado totalmente compatible con Copasa, ya que en el contexto de un país democrático, en el que cada autonomía o diputación pueden constituir sus propias empresas, sería una barbaridad fragmentar Mercosa, que tiene un plan de empresa para todo el Estado, ajustado a la competencia del mundo actual, acentuada por nuestra entrada en la CEE".

Por último, el presidente de Mercosa concluye con una nueva denuncia contra el periodista: "Este redactor ya provocó una situación similar el año pasado en La Voz de Almería, y qué casualidad, entonces como ahora, sólo en el periódico y artículo bajo su firma se recogieron interpretaciones tan singulares y contrarias a lo realmente informado".

El delegado de EL PAÍS en Andalucía, Sebastián García, responde a las quejas de Díez Tascón: "El corresponsal en Almería se ratifica en que Díez Tascón sí calificó de fracaso los intentos de las comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, de crear empresas propias dedicadas a la comercialización. No se trata de una expresión textual, y por tanto no se recogió entre comillas, pero el sentido de las palabras es el señalado. Por otra parte, Díez Tascón se equivoca en su carta al señalar que ya el año pasado rectificó a Antonio Torres una información publicada en La Voz de Almería, ya que Antonio Torres no trabajaba para ese diario en 1986. El presidente de Mercosa lo confunde con otro periodista almeriense".

Los árabes de Jerusalén

Javier Valenzuela firmaba el pasado día 1 de junio un perfil sobre Teddy Kollek, alcalde israelí de Jerusalén, y en el párrafo inicial aseguraba: "Kollek es muy popular. Los electores judíos de Jerusalén, los únicos con derecho a hacerlo, llevan 22 años votándole como alcalde". Bernard Cohen, que fue corresponsal de la agencia France Presse en Jerusalén de 1980 a 1984 y en la actualidad es corresponsal en España del diario Libération, puntualiza a Valenzuela: "Al filo del excelente trabajo de Javier Valenzuela en Oriente Medio, he detectado un error en su artículo sobre el alcalde de Jerusalén. Es falso decir que los judíos son 'los únicos con derecho a hacerlo', es decir, a elegir el alcalde. La frase suena como si el sistema político israelí fuera racista, y si se pueden criticar muchos rasgos del Estado hebreo, eso no es verdad. Los ciudadanos árabes de Jerusalén sí tienen derecho a votar, desde el momento que han aceptado la nacionalidad israelí tras 1967. La verdad es que, por razones muy comprensibles, la inmensa mayoría de ellos se negaron a hacerlo y de hecho boicotean las elecciones. Pero hay habitantes de Jerusalén no judíos viviendo allí desde 1948 o antes que votan en los comicios, como en los barrios árabes de Ein Rogel o Ein Karem".

Valenzuela, desde Jerusalén, nos envió una nota reconociendo su error: "Tiene razón Cohen. Los árabes de -Jerusalén con documento de identidad israelí pueden votar en las municipales. La mayoría se abstiene, y los pocos que lo hacen votan a Teddy Kollek".

Error de transcripción

Rafael Acosta España descubre un error en EL PAÍS al informar sobre las últimas elecciones, y él a su vez comete otro. Veamos: Acosta España nos escribe: "Dentro de la admiración que siento por la técnica tan acreditada del periódico EL PAÍS, me preocupa el hecho de carecer de rigor a la hora de restar. Según el artículo de Joaquín Prieto en la página 16 del viernes 12 de junio, la candidatura correspondiente a Alianza Popular ha registrado en las elecciones pasadas 787.000 votos menos que la de Coalición Popular el. 22 de junio de 1986. Probablemente será culpa de mi torpeza al restar, pero al tener en cuenta los datos que el mismo periódico ofrece en la página 15 resulta que el descenso ha sido sólo de 467.441 votos. No creo que la intención política del autor llegue a modificar la regla de la añtmética más elemental".

Joaquín Prieto reconoce el error y descubre el del comunicante: "Coalición Popular obtuvo 5.247.677 votos en las elecciones legislativas de 1986, y Alianza Popular logró 4.773.236 sufragios en las elecciones al Parlamento Europeo de 1987 (este último dato, según el recuento provisional distribuido por el Ministerio del Interior). Por tanto, la pérdida es de 477.441, que ciertamente no son los 787.000 que, por error de transcripción, figuraban en el artículo publicado, ni tampoco los 467.441 que, tal vez también por error de transcripción, menciona Rafael Acosta en su carta. Ese error -que lamento- no altera en absoluto el análisis. En el artículo yo afirmaba: 'La lista europea, encabezada por Fraga, ha aguantado la tendencia al descenso mejor que las candidaturas municipales'. Y éste es un hecho indiscutible, puesto que AP ha perdido 474.441 votos en las elecciones europeas (comparadas con las legislativas de 1986) y casi un millón (948.299 exactamente) en las municipales, con relación a las de 1983".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de junio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50