Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las protestas por el laboratorio nuclear de Aldeadávila alteran las listas del PSOE

La oposición a la construcción del laboratorio experimental de residuos radiactivos en Aldeadávila de la Ribera (Salamanca) logró reunir el domingo en la capital de la provincia a 20.000 personas. Esta fuerte oposición popular ha provocado dificultades al partido socialista para formar sus listas de las próximas elecciones municipales.

Aunque los alcaldes socialistas de la zona, salvo en uno de los pueblos, Villarino, han vuelto a encabezar las candidaturas por el mismo grupo las amenazas que los candidatos socialistas aseguran haber recibido han impulsado a los parlamentarios del partido socialista a ocupar los últimos puestos de las candidaturas municipales de Vitigudino -cabeza de comarca de la zona- en forma simbólica de apoyo a los compañeros de la zona. No obstante, y pese a estas amenazas, el secretario provincial del PSOE, Miguel Ángel Quintanilla, ha asegurado que los candidatos visitarán los pueblos de la provincia para llevar adelante la campaña.José Luis Martín Palacín, subsecretario del Ministerio del Interior, manifestó hace unos días en Salamanca que no se prevé ninguna medida especial de protección a los candidatos durante la campaña, pero que confía en que las actuaciones de los ciudadanos no contradigan las normas democráticas.

La manifestación de Salamanca, convocada por la Coordinadora Municipal de Salamanca y Zamora y la Coordinadora Bajo Duero -que agrupa a entidades cívicas-, a la que se sumaron unas 20.000 personas, siguió a otra que se había celebrado el día anterior en Zamora.

En la manifestación participó, entre otros socialistas, a título particular, el diputado provincial Luis Calvo, secuestrado durante 28 horas a principios del mes de abril por habitantes de Aldeadávila de la Ribera y de pueblos próximos y al que tuvo que rescatar la policía. Desde aquella época las protestas tampoco han parado, y en algunos casos han continuado las tensiones en todas aquellas localidades de la franja fronteriza con Portugal.

Un año de demora

Los socialistas siguen comprometiéndose a facilitar controles técnicos para asegurar la inocuidad del laboratorio. Juan José Laborda, secretario general de la ejecutiva regional del PSOE, ha insistido en que en todas estas comprobaciones el proyecto puede retrasarse incluso un año. La instalación piloto experimental subterránea (IPES) es una de las tres que subvenciona parcialmente la Comunidad Económica Europea.En la zona de Las Arribes se trata de experimentar en granito los efectos de los residuos radioactivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 1987

Más información

  • Masiva marcha contra el proyecto en Salamanca