Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Propuesta para un nuevo conjunto urbano

El arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra, con motivo de la próxima dedicación del teatro Real a representaciones operísticas, ha elaborado un proyecto en el que se transforma el uso actual de la plaza, se propone la creación de un aparcamiento subterráneo para vehículos, se aprovecha para crear un Museo Nacional de Tapices bajo la plaza de la Armería y se establece una comunicación a pie entre esta plaza y la Casa de Campo, a través del Campo del Moro.La propuesta, al hilo de las modificaciones que se tendrán que hacer en el interior del teatro Real, incluye la creación de un paso subterráneo bajo la calle de Bailén, a su paso por delante del palacio Real, lo que permitiría abrir una explánada ante el palacio que se prolongaría por un lado hasta la plaza de la Armería y por otro hasta la de Oriente. Plaza que dejaría de ser atravesada por los vehículos, al convertirse su superficie en zona de peatones. Ello obligaría a desviar la circula ción de forma que los vehículos siguieran los itinerarios Pavía-Arrieta o Lepanto-Rarnales.

El segúndo objetivo de esta reforma consistiría en la realización de un gran aparcamiento subterráneo bajo la plaza. Oriol propone la utilización del citado paso subterráneo de Bai lén para crear, ocultas a la vista del paseante, unas entradas y salidas a un aparcamiento subterráneo que tendría que realizarse a cota suficiente para garantizar el mantenimiento de la jardinería de la plaza. Este estacionamiento, con capacidad, según Oriol, para 1.000 vehículos en planta, no sólo permitiría la desaparición de los autocares de la superficie, sino también terminaría con lo que el arquitecto denomina "aparcamiento espontáneo" de la Cuesta de la Vega.

Eliminada la circulación, la plaza, a través del paseo sobre Bailén, formaría parte del conjunto palacio Real-catedral de la Almudena.

La propuesta indica que una reforma de esta magnitud podría ser aprovechada para crear un Museo de Tapices Abanicos y Relojes. La ubicación defendida por Oriol sería bajo la plaza de la Armería Desde este subterráneo saldría una rampa de comunicación con la Cuesta de la Vega. La escalera de acceso a este museo continuaría hasta el Campo del Moro.

El arquitecto propone llegar a través de este Campo del Moro hasta el Museo de Carruajes y al túnel que sale al borde del Manzanares por el que salían los reyes. Según Oriol, lo ideal sería que el Campo del Moro se abriera de acuerdo a un horario amplio y regulado, aunque, si se quiere mantener la intimidad del resto del parque, se apunta como posible el traslado de la verja que separa el Campo del Moro del parque de Atenas.

Esta comunicación a pie entre Bailén y la orilla del Manzanares, mucho más atractiva que la que hay que realizar en coche, se completaría con una pasarela sobre el Manzanares para comunicar el túnel con la Casa de Campo cuyo diseño debería ser objeto de un concurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 1987