Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ofreció a Txomin revisar la situación de los 'etarras' confinados en terceros países

El ex director de la Seguridad del Estado Julián Sancristóbal, enviado a Argelia en misión secreta en nombre del Gobierno socialista, trasladó al líder de ETA Txomin Iturbe la oferta del Ejecutivo de revisar la situación de presos expulsados a terceros países y residentes en Francia, incluidos los terroristas con delitos de sangre, una vez que la organización abandonara las actividades terroristas, según altas fuentes gubernamentales. La oferta, que según las citadas fuentes excluye contenidos políticos, se inició a mediados de 1986 con lturbe a través de intermediarios de ETA.

El proceso cristalizó con la entrevista Sancristóbal-Txomin en enero de este año, que se alargó por espacio de tres días, a 20 kilómetros de Argel. Era la primera vez que un destacado político. socialista se entrevistaba con Txomin con la autorización y directrices expresas del presidente. del Gobierno, Felipe González.Según las citadas fuentes, la posición del dirigente etarra, que falleció un mes después en un accidente de tráfico, era favorable a los planteamientos del Gobierno socialista, aunque, al parecer, albergaba dudas en el sentido de que toda la organización asurniera esta oferta de reinserción global a ETA. Este aspecto no ha podido ser contrastado con las personas que estuvieron presentes en el diálogo entre el enviado del Gobierno y el líder etarra. El ex director de la Seguridad del Estado Julián Sancristóbal se negó nuevamente a realizar cualquier comentario sobre la iniformación publicada por este periódico. La misma respuesta se obtuvo del portavoz oficial del Ministerio del Interior y de la oficina del portavoz del Gobierno.

Las fuentes gubernamentales informantes aseguran que Txomin no descartaba que un sector de la organización intentara realizar acciones, de gran envergadura como la voladura de algún centro comercial o público que proporcionara propaganda e intentara debilitar la postura y los planteamientos ofrecidos. Tras la detención del comando Madrid, los servicios policiales"tenían sospechas de que el grupo pretendía volar el centro comercial La Vaguada.

Proceso de descomposición

El Gobierno consideró que existían las condiciones objetivas para llevar a cabo un contacto a alto nivel, especialmente porque cree que la capacidad de actuación de ETA está muy mermada y se encuentra en un proceso de descomposición acelerada, según las mencionadas fuentes. Asimismo, según las fuentes gubernamentales informantes, el Ejecutico cree que un sector de ETA y de Herri Batasuna entienden que ha llegado el momento de abandonar la lucha armada.El Ejecutivo, sin embargo, cree que si el proceso hubiera cristalizado en algún acuerdo, grupos radicalizados de la organización habrían continuado las acciones armadas, aunque su actividad mermaría considerablemente.

Iturbe, según las fuentes informantes, era favorable a buscar una salida negociada a la organización, aunque Sancristóbal le expresó que el Gobierno no negociaría cuestiones políticas con la organización.

A lo largo de los tres días de conversaciones, Sancristóbal y Txomin repasaron algunos acontecimientos de la vida política española relacionada con la actividad de ETA.

El asesinato de 'Yoyes'

Sobre el asesinato por ETA de María Dolores González Cataráin, Yoyes, histórica dirigente de la organización que se reinsertó en España, Iturbe mantenía la versión oficial de ETA en el sentido de que era necesario buscar salidas colectivas y no individuales y su postura era una traición a ETA. Siempre según las fuentes gubernamentales consultadas, ya que este periódico no puede contrastar estos datos con ETA, Iturbe no comentó las informaciones difundidas en algunos medios de comunicación en el sentido de que Yoyes había obtenido garantías de Txomin de que no sería represaliada por su decisión de volver a España. Sancristóbal fue el hombre que dirigió las gestiones que culminaron con la reínserción de Yoyes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 1987

Más información

  • Las conversaciones de Sancristóbal con el líder de ETA se prolongaron durante tres días