Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas denuncian irregularidades en el Ayuntamiento de Tenerife

El Partido Socialista de Canarias (PSC-PSOE), primera fuerza de la oposición en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, logró frenar, en vísperas de las elecciones, la adjudicación de un parque marítimo en la ciudad, considerado uno de los proyectos más ambiciosos del grupo gobernante, la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI), y forzó una crisis interna en este partido, al implicar en varias irregularidades a dos de sus concejales y forzar la dimisión de uno de ellos.El grupo socialista municipal ha acusado a ATI de mantener conexiones económicas con la empresa Marvecan, SL, constituida en noviembre de 1985, ya que dos de sus concejales están vinculados, a través de familiares, con la misma. Por su parte, ATI ha presentado una querella contra el portavoz socialista, José María Lorente, y le ha pedido 100 millones de pesetas de indemnización.

Según José María Lorente, el edil Miguel Ángel Martínez posee, a través de su esposa, el 15% de las acciones de la empresa, mientras una cuñada del también concejal de ATI Aldo Pérez Duque, abogado y delegado del ayuntamiento para relaciones jurídicas, controla el 30% del capital social. El alcalde, Manuel Hermoso, que es secretario general de ATI, obligó a dimitir a Miguel Ángel Martínez, pero no aceptó el abandono de Pérez Duque. Por otra parte, Hermoso presentó una denuncia ante el juzgado de guardia al detectar una posible falsificación en el expediente sobre la citada empresa que obra en poder del ayuntamiento, ya que en el mismo no figuraba la esposa del concejal Martínez como accionista. El alcalde ha señalado que aquélla había vendido su participación en la empresa un día antes del pleno, y precisó que las acciones de la cuñada de Pérez Duque sólo representan el 1%. del capital de la empresa, tras ser ampliado el mismo a 40 millones de pesetas.

Única empresa concursante

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José María Lorente, denunció en un pleno celebrado, la semana pasada que el concejal de ATI Miguel Ángel Martínez tenía intereses en la empresa Marvecan, SL, la única que se presentó al concurso, ya que su esposa poseía acciones de la empresa. Al ser descubierta esta irregularidad, que cogió por sorpresa a la mayoría gobernante, según señaló el primer teniente de alcalde y presidente de la comisión de Urbanismo, Adán Martín, el alcalde, Manuel Hermoso, decidió dejar el tema sobre la mesa y abrir una investigación. Horas después exigió, tras reunirse con los miembros de su grupo, la dimisión irrevocable del citado concejal, quien, a su vez, había anunciado que abandonaría el cargo.La construcción de un parque marítimo en la bahía de la ciudad, sobre una superficie de 80.000 metros cuadrados, que supondría una inversión de 1.200 millones de pesetas, había sido uno de los principales caballos de batalla del alcalde, que en los últimos años promovió la idea de un Santa Cruz turístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 1987