Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno, preocupado por la ausencia de un apoyo electoral explícito de UGT

El Gobierno y la Ejecutiva Federal del PSOE se encuentran "preocupados" por la ausencia de un apoyo explícito de la Unión General de Trabajadores (UGT) ante las elecciones municipales, autonómicas y al Parlamento Europeo, que tendrán lugar el miércoles 10 de junio, según reconocen diversas fuentes socialistas. El presidente del Gobierno, Felipe González, no intervendrá tampoco este año en los actos conmemorativos del Primero de Mayo y, al igual que e 1983, su participación en la campaña electoral será escasa.

El Gobierno socialista y, en particular, Felipe González están mostrando en los últimos días su preocupación ante la posibilidad de que la Unión Gneral de Trabajadores (UGT) mantenga ante las propuestas del PSOE en las próximas elecciones la actitud de inhibición que mantuvo en su última reunión el comité confederal de la UGT.Aunque al término de aquella reunión Nicolás Redondo recordó que el comité confederal del sindicato socialista tampoco se pronunció sobre las candidaturas y programas del PSOE en los anteriores comicios municipales y autonómicos, los máximos responsables socialistas consideran que la opinión pública interpretará la inhibición ugetista como un exponente más del distanciamiento entre la central sindical y el Gobierno. Un destacado miembro del Ejecutivo ha manifestado que confía en que finalmente, a través de la ejecutiva nacional o de las ejecutivas territoriales de la UGT, el sindicato respalde electoralmente al PSOE y adopte algún gesto que sirva públicamente de símbolo de apoyo.

Hasta ahora no han mejorado las relaciones entre el Gobierno y la UGT ni parece que haya producido progresos importantes la acción mediadora de algunos dirigentes del PSOE y del sindicato. Algunos miembros del Ejecutivo reconocen en privado que están dispuestos a mantener negociaciones con los máximos representantes de UGT, pero a condición de que sus interlocutores no hagan, al menos en un primer momento, una explotación publicitaria de las reuniones y presenten los resultados como concesiones arrancadas al Gobierno.

Ambigüedad calculada

Dirigentes de UGT reconocen que la postura del sindicato en relación con las listas del PSOE en las próximas elecciones es de "una calculada ambigüedad", y admiten que sus dudas se refieren especialmente al modo de apoyar al partido y a la conveniencia de participar o no en su campaña electoral.Entre tanto, la comunicación más frecuente está teniendo lugar entre dirigentes regionales del partido y del sindicato con motivo de la preparación de los actos conmemorativos del Primero de Mayo. Preparación que, en muchos casos, está reflejando las reticencias de la UGT, a veces reveladas en detalles, como ocurre en el caso de Euskadi, en que el manifiesto de convocatoria de los actos políticos no incluye, a diferencia del año pasado y por decisión del sindicato, la sigla o emblema del PSOE.

La UGT envió recientemente una carta a la ejecutiva federal del PSOE en la que invitaba al partido a sumarse a las manifestaciones sindicales del próximo viernes y, según un portavoz, dicha invitación será aceptada en la mayoría de las provincias. Felipe González no participará, muy probablemente, en la conmemoración del Primero de Mayo, según dijo ayer el portavoz del Gobierno, Javier Solana, tras la reunión del Consejo de Ministros. El vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, tampoco estará en los actos sindicales que tendrán lugar el próximo viernes, ya que se encontrará de viaje en Pekín.

En ausencia de ambos y en el caso de que haya una representación oficial de la Ejecutiva federal del PSOE en la conmemoración del Primero de Mayo, será probablemente Txiki Benegas quien asuma la representación del partido socialista. Felipe González no realizará tampoco campaña electoral ante los comicios de junio, si bien es casi seguro que intervenga en algún acto político.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1987

Más información

  • La ejecutiva socialista pretende alcanzar un compromiso con el sindicato que dirige Redondo