Cartas al director
i

El problema de la droga

Me dirijo a este diario con el ruego de que me permita exponer esta opinión. Sé que no voy a decir nada nuevo al referirme a esa plaga de la droga que de un tiempo a esta parte nos viene acosando. Todo ello lo leemos diariamente en la Prensa. Pero ¿qué pasa con los grandes traficantes? ¿Cómo es posible que cuando se descubre a alguno se tengan prevenciones y no se airee el suceso con nombres y apellidos? ¿Por qué al ser detenidos son puestos en libertad con una fianza más o menos cuantiosa?Con ello se consigue darles un régimen de favor y facilitarles su negocio. Cuando la justicia obra así es porque la ley lo determina. Sin embargo, ante la gravedad de estos delitos y sus consecuencias es preciso endurecer la ley poniéndola al día urgentemente-

Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de abril de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50