Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un país, dos sistemas

El acuerdo sobre Macao, que será ratificado el próximo 1 jueves 26 en Pekín, prevé la aplicación de la doctrina china de un país, dos sisteinas, definida en el proceso de recuperación de la colonia británica de Hong Kong, que pasará también a la soberanía de la República Popular China el 1 de julio de 1997, según lo acordado por Londres y Pekín en 1984.La filosofía de un país, dos sistemas debe garantizar un alto grado de autonomía tanto para Hong Kong como para Macao, con la salvaguardia de preservar el sistema de economía capitalista para las dos ex colonias durante los 50 años posten ores a la entrada en vigor de los acuerdos.

No obstante, la actual batalla que se libra en la cúpula del poder chino por la sucesión del líder Deng Xiaoping, considerado el artífice de la reforma, hace surgir nuevas dudas sobre la validez de los acuerdos de descolonización en Hong Kong y Macao. La mayoría de los observadores vincula la garantía de continuidad del sistema capitalista, al menos durante 50 años, a cómo evolucione la política interior china, actualmente sumergida en una campaña contra el liberalismo burgués que refuerza la posición de los conservadores del Partido Comunista Chino (PCCh).

Por otra parte, para Pekín es vital que funcionen los acuerdos de Hong Kong y Macao, a fin de que el caso de Taiwan, cuya problemática es distinta, "caiga como una fruta madura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de marzo de 1987