Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorpresa por la retirada política del ex primer ministro irlandés FitzGerald

La Prensa británica no pudo ocultar ayer su sentimiento por la retirada de la política del doctor Garret FitzGerald, el ex primer ministro de Irlanda que hizo posible la firma del acuerdo anglo-irlandés, en noviembre de 1985, por el que por primera vez se permitió a Dublín desempeñar un papel consultivo en los asuntos del Ulster. La decisión del profesor de Economía Política y abogado sorprendió incluso a sus propios colaboradores, ya que, a pesar del adverso resultado electoral del pasado febrero -el partido perdió 17 escaños-, FitzGerald se había comprometido a permanecer al frente del partido.FitzGerald anunció su retirada como líder del Fine Gael (en gaélico, el Clan de los Irlandeses), el principal partido de la oposición, 24 horas después de que su principal enemigo político, Charles Haughey, del partido Fianna Fail (Soldados del Destino), fuera investido como taoiseach (primer ministro) por la Dail (cámara de diputados).

La popularidad de FitzGerald en el Reino Unido no se extendía a su propio país principalmente debido al fracaso de su política económica. Sus intentos para liberalizar las relaciones con la Iglesia también fracasaron, al ser derrotada por abrumadora mayoría su postura en el referéndum sobre el divorcio el pasado verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de marzo de 1987