Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CABARÉ

Tigres tabernarios

Cuando Moncho Alpuente dice que su espectáculo se podría llamar Melodías de ayer y de hoy, se está refiriendo a que algunas de las canciones incluidas en el mismo fueron escritas el día anterior o incluso un poco antes de salir al escenario. A pesar de ello y de los consecuentes desajustes musicales, estos tres tristes tigres pueden hacer que se partan de risa los más circunspectos ciudadanos. Esta trinidad superreal lleva a cabo un espectáculo ejemplar para todos los amantes de las tabernas, para todos los que están convencidos de que el hombre y la mujer son animales racionalmente tabernarios. Tan interesantes como los temas musicales son los diálogos delirantes que entre canción y canción realizaron Wyoming y Alpuente.Tres tristes tigres es uno de los espectáculos más corrosivos y más desternillantes de los que últimamente se ven en Madrid. No sólo se ríen de su sombra, sino también de la del prójimo, rifan carnés del PSOE, cuentan la conmovedora historia del santo niño de Calcuta, están en perpetua connivencia con los camareros para que les sirvan copas sin parar y sin pagar y explican detalladamente a los presentes los avatares de Cristóbal Colón Ferreira y del V Centenario.

Tres tristes tigres

Moncho Alpuente, Gran Wyoming y Reverendo. Elígeme. Madrid, 1 de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987