Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos suecos desaconsejan el consumo de tranquilizantes durante el embarazo

El consumo de tranquilizantes durante el embarazo puede provocar graves perjuicios, como malformaciones graves y aun la muerte del feto, según un estudio realizado por un equipo de investigadores de Gotemburgo (Suecia).

Investigaciones efectuadas en Finlandia y Noruega ya señalaban un aumento de las malformaciones del aparato respiratorio en niños cuyas madres habían consumido este tipo de medicamentos durante la gestación. Se sabía también que algunos de estos psicofármacos tienen efectos secundarios, en contra de lo que se advierte en los manuales de medicamentos, pero sobre las secuelas de carácter irreversible que ahora revelan los médicos suecos, trastornos del crecimiento y malformaciones graves, no existía ninguna advertencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 1987