El Banco de España recupera el control monetario

Las medidas de elevación del precio del dinero que el Banco de España presta a las instituciones financieras parece que han dado los resultados esperados en el pasado mes, ya que el crecimiento de las magnitudes monetarias fue del 8,3%, dentro de la senda de objetivos marcados por el Gobierno para el conjunto del año, y, cinco puntos que en el último mes del pasado año. Por otra parte, la Dirección General del Tesoro aceptó 177.000 millones de pesetas en la subasta de pagarés, repitiendo los tipos de interés de las últimas subastas.La recuperación del control monetario por parte del Banco de España, tras sucesivas elevaciones de los precios de los préstamos de regulación monetaria permite un cierto respiro en las tendencias al alza de los tipos de interés, máxime si se confirman las tendencias a la baja en la tasa de inflación.

No obstante, en medios del sector se considera que la autoridad monetaria no aflojará la tensión sobre los tipos de interés todavía porque su intención es que el crecimiento monetario, medido sobre activos líquidos, aumente en torno a un 6,5%, de forma que compense las nuevas emisiones de otros títulos, como pagarés de empresa, que no entran en el cómputo de los activos líquidos.

Adernás, se señala, mientras no se clarifique cuál es la tendencia real de las elevaciones salariales pactadas en convenio no se sabrá si el Gobierno tendrá que mantener una política monetaria restrictiva o no para que la inflación no supere el 5%.

Según los datos del Banco de España la financiación al sector público creció el 11% en enero, lo previsto para el conjunto del año, mientras que el crédito al sector privado permaneció estancado respecto a diciembre, habiendo descendido la financiación proporcionada por la banca y aumentado la de las cajas.

La subasta de pagarés del Tesoro celebrada ayer ha mostrado que los ahorradores finales, que durante la segunda mitad del año dejaron de comprar estos títulos, han vuelto a solicitar importantes cantidades. Frente a unos vencimientos en esta quincena de 45.300 millones de pesetas, las peticiones de nuevos pagarés superaron los 182.000 millones y las adjudicaciones 177.000 millones de pesetas.

Vuelven los pagarés

En el pasado mes de enero, mientras que los depósitos en bancos y cajas descendieron un 0,4% en relación a diciembre, los pagarés del Tesoro en manos del público aumentaron en 90.000 millones de pesetas y la tendencia continúa en este sentido, tras la subasta celebrada ayer.Para los expertos del sector, la recuperación del protagonismo de los pagarés del Tesoro se debe, sobre todo, a la decisión del Ministerio de Economía y, Hacienda de considerar obligatorio que las compañías de seguros comuniquen la relación nominal de las personas que realicen seguros de prima única, que era el refugio utilizado hasta ahora por el dinero negro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción