Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas rechazan el programa conjunto de Euskadiko Ezkerra y Eusko Alkartasuna

Los socialistas vascos consideran inaceptable el programa conjunto de gobierno pactado entre Eusko Alkartasuna (EA) y Euskadiko Ezkerra (EE), según declaró ayer en Bilbao el secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE), Txiki Benegas. La ejecutiva del partido mantuvo ayer por la tarde una reunión para estudiar el documento, pero convocó al mismo tiempo una conferencia de prensa para hoy, en la que explicará las razones de su rechazo a los acuerdos de los dos partidos mencionados.

"El documento está hecho para que el acuerdo sea imposible", declaró Benegas. El dirigente socialista había rechazado la posibilidad de mantener una reunión con los líderes de EA y EE para que éstos le entregaran el documento, que recibió ayer por la mañana en San Sebastián. Según Benegas, el acuerdo entre los dos partidos recoge el programa íntegro de EA "con algunas aportaciones de EE" y contiene "posiciones más radicalizadas" que las mantenidas por estos partidos durante las conversaciones con el PSE-PSOE para la formación de Gobierno.Fuentes socialistas comentaron sarcásticamente que el programa EA-EE pretende convertir Euskadi en un Estado libre asociado, y consideraron significativo "un retroceso sobre las posiciones alcanzadas en torno a la violencia durante las conversaciones de los tres partidos".

Por su parte el líder de Eusko Alkartasuna (EA), Carlos Garaikoetxea, y el presidente de Euskadiko Ezkerra (EE), Juan María Bandrés, presentaron ayer su propuesta de programa de Gobierno para Euskadi e invitaron expresamente al Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) a incorporarse al proyecto de Ejecutivo tripartito. El acuerdo programático dado a conocer, según informa desde San Sebastián, no contiene en el apartado dedicado a la Seguridad Social modificaciones sustanciales respecto al texto negociado semanas atrás con el PSE-PSOE, aunque puede decirse que -aporta mayor flexibilidad si se tiene en cuenta que las garantías de cumplimiento que los dos partidos exigían a la Administración figuran únicamente en el preámbulo y en el comentario final de forma muy genérica.

Tanto EE como EA han sostenido a lo largo de la última semana que la ruptura de las conversaciones tripartitas no fue consecuencia de divergencias sobre el texto de la Seguridad Social, sino de la negativa del PSE-PSOE a aceptar que la Administración central garantizara antes de la formación del Gobierno el cumplimiento de esa propuesta.

El documento, de 38 folios, está compuesto por siete apartados, dedicados al desarrollo autonómico, a la política económica, a la violencia, a la estructura interna de la comunidad autónoma, a la educación, a la cultura y a la normalización lingüística. En él figuran propuestas como la supresión de -la figura de los gobernadores civiles, de reconocimiento de un marco sociolaboral diferenciado, de institucionalización de relaciones culturales y lingüísticas con el País Vasco francés o la creación de un órgano común permanente con Navarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 1987

Más información

  • "El documento está hecho para que sea imposible el acuerdo", declara Benegas