Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entra en vigor el alto el fuego del Gobierno afgano

Kabui / Peshawar

El número uno afgano, Mohamed Najibulá, anunció ayer en Radio Kabul que las "tropas gubernamentales" habían recibido la orden de suspender todas sus operaciones a partir de la medianoche de ayer (20.30, hora peninsular) y de regresar a sus campamentos. Najibulá amenazó con "rápidas y mortlferas" represalias en caso de "actividades terroristas o subversivas". Se desconoce si el alto el fuego afecta a las tropas soviéticas desplegadas en Afganistán.

Tras siete años de guerra, el alto el fuego unilateral estará en vigor, según Kabul, seis meses, durante los cuales Najibulá pedirá que todos los opositores regresen al país y se sumen al proceso de reconciliación nacional. El líder afgano pidió a los guerrilleros que desmantelen sus campos de minas y sus arsenales en el interior del país. Najibulá anunció también la amnistía para todos los opositores al régimen y la invitación a entablar negociaciones. La oposición tendría una representación paritaria en el futuro Gobierno, añadió.Los siete jefes de los principales grupos de la guerrilla afgana van a presentar una "explicación conjunta de su rechazo" de las propuestas de paz presentadas por Kabul y preparan una "solución común", declaró ayer en Peshawar (Pakistán) Golbudin Hekinatiar, uno de los principales dirigentes del movimiento rebelde. La guerrilla hará pública su posición común el próximo sábado, dijo Hekmatiar para el cual las propuestas de Kabul están "vacias". Un alto el fuego, oferta que el Gobierno ha hecho en otras ocasiones, "no tiene ningún sentido mientras las tropas rusas sigan ahí", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de enero de 1987

Más información

  • Najibulá advierte que se tomarán represalias mortíferas en caso de actividades terroristas