Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje en Madrid a José Afonso, creador de 'Grandola vila morena'

El cantautor portugués padece una enfermedad irreversible

El cantautor portugués José Afonso -creador de la canción Grandola vila morena, himno de la revolución portuguesa del 25 de abril-, le encuentra aquejado desde hace cinco años de una enfermedad irreversible de la médula, enfermedad de la que algún medio de comunicación informó que había contraído durante una estancia en Madrid como consecuencia de haber ingerido aceite de colza adulterado. Desde hoy, varios cantantes le rendirán homenaje todos los lunes, hasta el 25 de abril, en una sala de fiestas madrileña.

Apartado de los escenarios desde 1983, en que grabó su doble álbum en directo Ao vivo no Coliseo, José Afonso ha continuado componiendo canciones, aunque en su último trabajo, Galinas do mato, el pasado año, no pudiera interpretar todos los temas.Pese a su importancia en música popular portuguesa, la larga y costosa enfermedad que padece, la desatención de los organismos culturales de Portugal y su falta, de recursos le tienen en una situación económica difícil. Desde hoy y durante todos los lunes hasta el 25 de abril, un grupo de cantantes y músicos se reunirá en la sala madrileña Elígeme para cantar temas de José Afonso En el homenaje -cuya idea inicial es de Luis Pastor, amigo de José Afonso, que cantará cada lunes acompañado por diversos intérpretes- participarán, entre otros, Joaquín Sabina, Pablo Guerrero, Ricardo Solfa, y los grupos Suburbano y Finis Africae.

La importancia de África

José Zeca Afonso -José Manuel Afonso Cerqueira dos Santos- nació en Aveiro el 2 de agosto de 1929. Su padre era funcionario de la Administración portuguesa y el conoció de niño Angola y Mozambique, que habrían de tener una gran importancia en. su vida tanto en la elaboración de una conciencia crítica revolucionaria, y en su trabajo musical, en el que ha desarrollado una muy personal introducción de elementos rítmicos y vocales africanos. A Mozambique volvió en 1961 como profesor de liceo, tras haber cursado estudios de Filosofía e Historia. Había comenzado cantando fados, el género que él contribuyó a arrumbar al olvido o a la cursilada tras la aparición de sus primeras baladas, canciones de composición libre que rompían las reglas de la música comercial del momento y de contenido progresivamente crítico.Sufrió censura y persecución durante la dictadura salazarista. Entre: otros honores -no de menor importancia que el que su canción Grandola vila morena fuera elegida como contraseña para lanzar los tanques a la calle aquel 25 de abril de 1974- tuvo el de ser el primer cantante portugués al que se prohibía una canción para ser emitida por radio (Menino de barrio negro), o el de haber intervenido una única vez, en 1963, en una emisión televisiva en su país, tras la que fue prohibido. Pese a ello editó 24 discos de gran éxito en sus 20 años de carrera, 10 de ellos antes del fin de la dictadura. En ellos se encuentran hermosas canciones populares.

Si bien José Afonso llegó a la primera página de los periódicos como compositor de Grandola vila morena, se comprometió hasta el fondo en las causas políticas de izquierda, fue perseguido y censurado y resistió con dignidad y coherencia cada represión y cada censura, el cantautor portugués merece ser recordado y homenajeado por ser uno de los grandes compositores de música popular de nuestro tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de enero de 1987