Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Las complutenses

Alcalá de Henares.

Con relación a una reciente nota de prensa de la universidad Complutense de Madrid, en la que se pretende negar a la universidad de Alcalá de Henares la posibilidad de empleo del calificativo complutense, la Institución de Estudios Complutenses desea precisar lo siguiente:1. Complutense es el gentilicio propio de Alcalá de Henares. Ninguna entidad, de fuera o de dentro de Alcalá, puede aspirar al monopolio del término. Todo lo concerniente a Alcalá de Henares -incluida su actual universidad- es, por tanto, complutense. Cualquier otra interpretación es una incongruencia semántica.

2. La universidad Central de Madrid se constituye en 1836 por traslado a la Corte de la antigua universidad de Alcalá, y no es hasta 134 años después cuando reivindica la denominación de universidad Complutense, más por diferenciarse de la recién establecida universidad Autónoma de Madrid y por no herir sensibilidades de otras universidades que por revitalizar la tradición cisneriana.

3. En el cuarto punto de la referida nota de la universidad Complutense de Madrid se afirma que la universidad de Alcalá de Henares, creada en 1977, "no guarda ninguna relación con, la fundación efectuada por el cardenal Cisneros". Desde un punto de vista legal la universidad de Alcalá de Henares se forma al independizarse el campus de Alcalá de Henares de la universidad Complutense de Madrid, establecido por ésta en 1975: es precisamente la universidad Complutense de Madrid el enlace en el tiempo entre la vieja universidad de Cisneros y la actual universidad de Alcalá.

4. Desde su creación en 1977, la universidad de Alcalá de Henares está empeñada en la tarea de recuperar y dar nueva vida al antiguo patrimonio monumental universitario de Alcalá. Asimismo, está trabajando intensamente en rescatar la memoria histórica de la universidad de Cisneros, mantenida durante más de 140 años, y casi en solitario, por los ciudadanos alcalaínos. Éstas son razones más que suficientes para que la actual universidad de Alcalá pueda, sin ánimos de exclusividad ni de polémica, considerarse sucesora legítima y orgullosa de la antigua universidad complutense.- Vicepresidente de la Institución de Estudios Complutenses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 1987