Polémica en Asturias tras la decisión de Icona de prohibir la etapa de los lagos de Covadonga

MARIO BANGO El Instituto para la Conservación de la Naturaleza (lcona) ha prohibido la celebración del final de la décima etapa de la Vuelta Ciclista a España 1987 en los lagos de Covadonga por motivos ecológicos. El final de la etapa Santander-Lagos, prevista para el 4 de mayo, se encuentra en el parque nacional de la montaña de Covadonga, en la zona oriental de Asturias. El alcalde de Cangas de Onís, la localidad más cercana a los lagos de Covadonga, ha anunciado que intentará que la etapa no sea suspendida. Mientras, organizaciones ecologistas asturianas han dado su apoyo a lcona. Unipublic, organizadora de la Vuelta, mantendrá una reunión con lcona la próxima semana para tratar de llegar a un acuerdo.

El nuevo director general de leona, Mariano Sanz, quien sustituyó en septiembre a Angel Barbero, envió el pasado 10 de diciembre una carta al presidente de la Federación Española de Ciclismo en la que afirmaba textualmente: "Me veo obligado a prohibir el acceso a dicho parque nacional para el citado uso (se entiende el final de etapa de la prueba ciclista), y como soy consciente del perjuicio que puede ocasionar *en los organizadores, al tener que alterar sus planes a última hora, es por lo que me dirijo a usted vanos meses antes de la celebración de la Vuelta Cicilista a España del próximo año, para que se notifique a dichos organizadores".Una etapa de la Vuelta ha terminado en los lagos desde 1983. En 1985 y 1986, después de largas y laboriosas gestiones de todos los afectados, leona logró impedir que accediesen al parque vehículos privados y limitó la entrada a la caravana oficial, a los medios informativos e institucionales. En estos dos años, se redujo de manera sustancial el número de seguidores de la carrera que se congregaron en la larga subida desde el santuario de Covadonga hasta los lagos Enol y Ercina.

El alcalde de Cangas de Onís, Juan Antonio Vega Díaz, independiente elegido en las listas de Alianza Popular, comunicó a los comerciantes de la localidad la prohibición el pasado martes, una vez que tuvo en su poder una copia de la carta del director general de lcona al presidente de la Federación de Ciclismo, José Luis Ibáñez Arana. En Cangas de Onís, municipio al que pertenece el parque, fueron advertidos de la prohibición por Unipublic, firma que organiza la Vuelta.

Protesta en Cangas de Onís

Vega Díaz declaró ayer que "voy a llegar donde sea necesario para que esta etapa no se suspenda. Hasta ahora siempre me aconsejaron que no me metiese en una línea dura, pero si no se solucionan las cosas tendré que ir por ahí, porque así lo pide el pueblo". Vega Díaz añadió que "aceptamos las restricciones impuestas estos años y comprobamos que el parque no ha sufrido ningún deterioro y ahora nos surge esta prohibición de un director que acaba de llegar". El alcalde invitó al director general de Icona a presenciar la etapa.

La carretera por la que se accede a los lagos permanece abierta para uso general prácticamente sin ninguna restricción durante todo el año. La entrada natural al macizo occidental de los Picos de Europa es a pie.

El alcalde de Cangas ha convocado una reunión urgente de la mancomunidad de municipios del oriente de Asturias para tratar exclusivamente este tema. En toda la zona consideran que la etapa no sólo proporciona ingresos inmediatos de los seguidores de la Vuelta, sino que significa la mejor promoción turística posible gracias a la transmisión televisada.

Todos los años se plantean las mismas tensiones entre leona y el Ayuntamiento de Cangas de Onís, hasta el extremo de que el alcalde ha solicitado un informe jurídico sobre la competencia en el parque de las dos instituciones.

Grupos ecologistas se han opuesto desde el primer momento a esta etapa, y la polémica se ha reproducido cada vez que los organizadores de la carrera han anunciado el recorrido de la misma. Una vez que se difundió la prohibición para el año 87, asociaciones ecologistas asturianas expresaron su apoyo a la medida. Un representante de la Asociación Asturiana de la Naturaleza (ANA) dijo ayer que "la conservación de un parque nacional nada tiene que ver con los motivos económicos de una zona o de un sector".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS