Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGADOR DEL PENSAMIENTO ESPAÑOL

Muere José Antonio Maravall, maestro de varias generaciones de historiadores de las ideas

El historiador y académico José Antonio Maravall falleció en Madrid sobre las nueve de la noche de ayer, a los 75 años de edad, de un infarto de miocardio. El ilustre investigador había sido ingresado en el hospital Ramón y Cajal horas antes a causa de otro infarto. Padre del ministro de Educación, José María Maravall, varias generaciones de historiadores le han tenido por maestro. Recientemente publicó La literatura picaresca desde la historia social, una obra monumental que tuvo una gran repercusión entre los historiadores de las ideas y de la literatura. La conducción del cadáver, desde los servicios funerarios municipales al cementerio de La Almudena, se efectuará hoy a las cuatro de la tarde.

Nacido en Játiva (Valencia) en 1911, fue catedrático de Historia del Pensamiento Político y Social de España en la facultad de Ciencias Políticas de la universidad Complutense de Madrid durante más de 40 años, miembro de la Real Academia de la Historia, doctor honoris causa por las universidades de Toulouse y Burdeos y chair de la universidad de Minnesota. Se especializó en historia moderna y en el análisis histórico del pensamiento político. Sus trabajos mostraron un especial Interés por el estudio de las ideologías y los movimientos sociales. Perteneció a ese prestigioso grupo generacional que en los años sesenta fomentó un ámbito de debate, de tolerancia, de liberalismo y humanismo, esencial en la socialización de los universitarios de esos decenios y en la formación de una posición crítica. Vinculado a la Revista de Occidente y a la apertura que representó el filósofo José Ortega y Gasset, reconoció en él una de sus grandes influencias.Antonio Díez del Corral, historiador y compañero del fallecido en la Academia de la Historia, recordó ayer la larga amistad que mantuvo con Maravall desde su trabajo en la Universidad: "No se trataba sólo de una amistad personal, sino también intelectual. Empezamos escribiendo libros que se publicaban en el mismo año. Juntos hemos estado desde que fundamos, en tiempos juveniles, la publicacion titulada Revista. Su último libro, La literatura picaresca desde la historia social, de más de 800 páginas, ha sido reconocido como una aportación fundamental por estudiosos españoles y extranjeros".

Díez del Corral destaca en Maravall "su admirable acumulación de material de trabajo, que le permitía dominar el panorama de la historia española. Era un experto en la historia española de la edad media y del barroco. El volumen de su trabajo, en Iongitud y densidad, es extraordinario".

Historiador liberal

Para Juan Marichal, profesor de literatura española afincado en Estados Unidos, "ha desaparecido el historiador más importante del pensamiento español. Maravall ha restaurado y realzado el valor de muchos pensadores españoles. Viendo el conjunto de su obra, se puede decir que era un historiador liberal, reconocido dentro y fuera de España". Para Marichal, el autor de Utopía y reformismo en la España de los Austrias "ha acentuado el pensamiento moderno en España".Carlos Seco Serrano, historiador y compañero de Maravall en la Academia de la Historia, expresó ayer su admiración por el fallecido. Aseguró Seco Serrano que "Maravall era uno de los académicos de más prestigio internacional, formador de varias generaciones de estudiosos vinculados al estudio político y social".

La obra Antiguos y modernos es para Seco Serrano un ejemplo magnífico, que fue seguido con

posterioridad en gran número de estudios sobre sociedad y cultura y sobre sociedad y política. "Maravall tenía una cultura amplísima y cosmopolita. Él y Diez del Corral fueron colegas en la facultad de Políticas y han creado y dado pauta a toda una serie de promociones de estudiosos del pensamiento y los estudios sociales, precisó Seco Serrano.

En su obra está presente la ciencia política, la sociología, la psicología social, la economía, la filosofila y la historia de la ciencia. Entre su producción destacan El humanismo de las armas de don Quijote (1948); Las Comunidades de Castilla, una primera revolución moderna (1963); El mundo social de 'La Celestina' (1964); Las Comunidades de Castilla (1965); Estudios de la historia del pensamiento español (1967 y 1975); Estado moderno y mentalidad social. Siglos XV a XVII (1972); La cultura del Barroco. Análisis de una estructura histórica (1975); Poder, honor y elites en el siglo XVII (1979), y La literatura picaresca desde la historia social (1986).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de diciembre de 1986