Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thatcher replica a Delors en el Parlamento Europeo

La primera ministra británica, Margaret Thatcher, replicó con vigor ayer, ante el Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo, al presidente de la Comisión Europea, Jaeques Delors, y a varios otros diputados, que habían criticado la lentitud de la construcción europea. Delors dijo que para Europa "los temas de satisfacción no son abundantes", y criticó las reticencias del Consejo de Ministros de la CE para adoptar un programa marco en el campo de la investigación, como propugna la Comisión.

Thatcher, al final del debate en la Eurocámara sobre la cumbre europea de Londres y los seis meses de presidencia británica del Consejo de Ministros de la CE, volvió a tomar la palabra. "Delors ha estado más locuaz hoy que durante la cumbre. Si no se puede gastar más en investigación y desarrollo es porque ya se han subvencionado las ventas de trigo a la URSS", replicó la primera ministra.Thatcher hizo ante el Parlamento Europeo un llamamiento en favor de la solidaridad en la lucha contra el terrorismo y del fortalecimiento de las relaciones atlánticas, porque "aquello que debilita a Norteamérica debilita a Europa y a todo el mundo libre", dijo, en una alusión a la crisis que atraviesa la Administración de Reagan, según informa Ignacio Cembrero.

La alocución de Thatcher ante el pleno fue interrumpida durante 10 minutos por el eurodiputado norirlandés Ian Paisley, que desplegó una pancarta en la que se podía leer "Ulster dice no". El servicio de seguridad le invitó a abandonar el hemiciclo, lo que hizo seguido por algunos otros parlamentarios de su grupo de No Inscritos.

Thatcher efectuó un amplio repaso a los logros de su presidencia y no dudó en describir como un "éxito" la actuación conjunta de los doce "en nuestra defensa ( ... ) en el caso de Siria". "No es posible afirmar", prosiguió, "que un acto de terrorismo en el Reino Unido constituye un problema que el Reino Unido deba encarar solo, ni que el terrorismo en Francia es un problema que deben afrontar solos los franceses [ ...] Lo mismo cabe decir de Alemania, Italia o España".

En su discurso, Thatcher consideró que hay que acabar con "la sangría innecesaria para la vitalidad de Europa" que suponen los costosos excedentes agrícolas.

Por su parte, el socialista español y candidato a la presidencia del Parlamento Europeo, Enrique Barón, criticó la última cumbre por "la falta de decisiones de altura" y "la huida ante cuestiones tan fundamentales como las relaciones Europa-EE UU".

En el capítulo presupuestario, Barón apuntó un déficit de 4.000 millones de ECU (560.000 millones de pesetas) para 1987, y afirmó que "se ha evitado la controversia al precio de practicar la política del avestruz". Barón habló de una "repentina amnesia" de la cumbre sobre América Central, Oriente Próximo y Suráfrica. Para Barón, la cumbre de Londres ha sido "un auténtico parto de los montes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 1986

Más información

  • Llamada a la solidaridad contra el terrorismo