Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caixa estudia unirse a Ferrovial en el proyecto de la autopista Terrassa-Manresa

La Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros, La Caixa, está estudiando la posibilidad de contraer una participación minoritaria en el proyecto presentado por Ferrovial para obtener la concesión de la autopista Terrassa-Manresa. La empresa constructora Ferrovial, que se presenta a concurso en solitario, ha mantenido diversos contactos con La Caixa para que esta entidad participe en su oferta. La concesión del proyecto, sobre el cual La Caixa era escéptica hasta ahora, podría ser otorgada la semana próxima.Las dos ofertas que aspiran a la concesión de la futura autopista -Ferrovial, por un lado, y Caixa de Barcelona y Caixa de Manresa, por otro- ampliaron a la Generalitat el viernes pasado los detalles de su proyecto. Los representantes de Ferrovial afirmaron que mantenían su proyecto en solitario, comprometiéndose a hacerse cargo del 100% del capital y de los trabajos de construcción, aunque recordaron que estaban abiertos a conceder participaciones, siempre minoritarias, a las entidades financieras interesadas.

Fuentes de Ferrovial dijeron ayer que había habido contactos con La Caixa y otras entidades financieras. Agregaron que La Caixa había mostrado buena predisposición a participar en la obra. Fuentes de La Caixa precisaron que la decisión está en estudio, y que "no podrá ser firme, en uno u otro sentido, hasta que lo aprueben los órganos de gobierno de la entidad". Subrayaron asimismo que, "en cualquier caso, la participación sería muy minortaria".

Los proyectos

La actitud de La Caixa, y especíalmente de su director general, Josep Vdarasau, respecto a la autopista Terrassa-Manresa, ha sido hasta ahora de gran escepticismo. El primer esbozo de candidatura al proyecto, articulado por la sociedad concesionaria del Túnel del Cadí, diversas cajas y la Diputación de Barcelona, no cuajó por la oposición de La Caixa, que es accionista en un 28% de Túnel del Cadí.Medios próximos a La Caixa distribuyeron un sucinto informe en el que se razonaba su actitud, detallando los "serios inconvenientes de orden jurídico" para que Túnel del Cadí concurriera al concurso.

También se ponía en duda la viabilidad del proyecto en si árgumentando que era "significante el hecho de que de las tres empresas que retiraron los pliegos del concurso (Túnel del Cadí, Ferrovial y Dragados y Construcciones) sólo la primera vea viable el proyecto en las condiciones en que ha salido a concurso". Posteriormente, Túnel del Cadí optó por no presentarse, dada la actitud de La Caixa, y Ferrovial sí lo hizo.

La segunda oferta para la autopista Terrassa-Manresa está articulada en torno a la Caixa de Barcelona y la Caixa de Manresa, aunque otras cajas de ahorros catalanas, Cajamadrid y la Diputación de Barcelona se han mostrado favorables a adherirse a este proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 1986