Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los palestinos conservan un enclave en Sidón tras duros combates con Amal

Los combatientes palestinos recobraron ayer por la tarde el control de la la localidad libanesa de Magduch, que domina toda la regíón de Sidón, tras encarnizados combates con el movimiento shií Amal (Esperanza). Éste había conquistado esa posición por la mañana. El pasado lunes, tras fuertes combates, palestinos de todas las facciones se habían apoderado de Magduch. Se trata de una villa cristiana a 7 kilómetros de Sidón y a 239 metros de altitud, que constituye un enclave estratégico que permite el control de la carretera entre Sidón y el puerto sureño de Tiro, además de ser la base desde la cual Amal bombardeaba los campamentos palestinos cercanos de Rachidié y Burj Chamalí.En la mañana de ayer un centenar de milicianos de Amal había logrado penetrar en la villa, bajo un intenso fuego de morteros, y expulsar a los palestinos en combates cuerpo a cuerpo, según aseguraron varios testigos. A continuación, una fuerza de 700 milicianos fuertemente armados penetraron en la villa para recuperar sus posiciones.

Poco antes, un portavoz del prosirío Frente de Salvación Nacional Palestino (FSNP) afirmó que su grupo tenía el control total de la localidad y que había rechazado los intentos de reconquista de Amal, aunque subrayó la dureza de los choques.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1986