Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamamiento de la asamblea de UNO a la unidad de los antisandinistas

La asamblea de la Unión Nicaragüense Opositora (UNO) abogó ayer por la unidad de todas las fuerzas antisandinistas con objeto de lograr el derrocamiento del Gobierno de Managua.La asamblea, que se inició el lunes en San José de Costa Rica, tiene el respaldo de 13 grupos contrarios al Gobierno de Managua.

El presidente de la asamblea de la UNO, Fuad Farach, señaló que casi medio millón de nicaragüenses (el 15% de la población) estárí fuera de su patria involuntarlamente, "por la intolerancia", dijo, "de la cruel dictadura sandinista".

En calidad dé observadores, asistieron a la cumbre antisandinista políticos de Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Panamá y Venezuela.

Un portavoz de la reunión de San José dijo que el logro más importante hasta el momento ha sido el establecimiento de un "marco democrático para el Gobierno que asuma el poder tras la próxima caída del régimen sandinista".

"Ahora", dijo Wilfredo Montalván, vicepresidente de la asamblea del grupo antisandinista, "tenernos que ir a un sistema democrático que no sólo garantice la paz y tranquilidad al pueblo de Nicaragua, sino también a todos los países centroamericanos".

La coincidencia de criterios políticos entre los grupos que se denominan "la resistencia democrática", se puso de manifiesto en la aprobación del documento unificador.

Mediante esta declaración, UNO, el Bloque Opositor del Sur (BOS) y el grupo Kisan, de indígenas del Atlántico nicaragüense, deciden unir sus fuerzas para "combatir frontalmenté al régimen marxista-leninista" de Managua.

El documento aprobado en la reunión "resume el porqué de la lucha, y contiene los fundamentos básicos de la estructura legal y el plan del futuro Gobierno", subrayó Alfonso Robelo, dirigente de UNO.

Robelo agregó que el texto aboga por la realización de "elecciones libres que deben celebrarse tras la caída del régimen sandinista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1986