Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CAMPAÑA DE LAS ELECCIONES VASCAS

Guerra afirma en Vitoria que el futuro Gobierno vasco debe excluir al PNV para ser eficaz

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, declaró ayer en Vitoria que para que el futuro Ejecutivo vasco "reorganice la paz y la convivencia tiene que ser sin el Partido Nacionalista Vasco". Guerra apostilló: "Eso es lo que pensamos muchos". La afirmación del vicesecretario general del PSOE contrastó abiertamente con el tono y las palabras del candidato del (PSE-PSOE), Txiki Benegas, que había precedido a Guerra y había reafirmado su voluntad de mantener abiertas las posibilidades de diálogo con todos los partidos vascos, a excepción de Herri Batasuna, tras el 30 de noviembre.

El vicesecretarlo general del PSOE dirigió críticas continuas al nacionalismo vasco, y en particular al PNV y a los Gobiernos autónomos anteriores. "Hay miedo", dijo cuando se acercaba al final de su intervención ante cerca de 4.000 personas que llenaban el polideportivo de Mendizorroza, "a la situación que gobiernos y terroristas aquí, en Euskadi, han estado favoreciendo".Antes, al rechazar la presencia del PNV en el futuro Ejecutivo vasco, Guerra aseguró: "Ellos han estado siempre en la política de las ambigüedades contando siempre con la colaboración de Herri Batasuna y ETA, que han venido en su so corro cada vez que lo han necesitado. Ya veis que HB", añadió entre aplausos, "dice que va a acudir a las instituciones a apoyar a los del PNV".

Alfonso Guerra se preguntó por qué "mientras España avanza Euskadi retrocede" y se respondió diciendo que "porque ha estado gobernada por gente que sólo pensaba en su propia clientela y gobernaba desde la sala de un batzoki"'.

Progreso de Euskadi

El vicepresidente cerró sus palabras con una promesa de colaboración y de esfuerzo de todos los españoles para contribuir al progreso de Euskadi, sea cual sea el futuro Gobierno vasco, siempre que éste desarrolle una política de acuerdos con el Ejecutivo central.

Benegas se dirigió a todos los que están en desacuerdo con la política de los anteriores gobiernos autónomos y les pidió su colaboración para constituir "una nueva mayoría" frente al proyecto de otros, dijo, "que consiste, según se está comprobando en la campaña, en peleas, disputas, enfrentamientos e insultos". Por su parte, el líder de Coalición Popular, Manuel Fraga, culpó en un mitin celebrado en un cine de Baracaldo (Vizcaya) al "mito separatista y socialista" de la violencia y la crisis económica que sufre el País Vasco "en los últimos 10 años".

Fraga, que ayer fue homenajeado con una fiesta por los jó venes de su partido al cumplir 64 años en pleno fragor de la campaña, acusó de dar pretexto a la violencia a "quienes han defendido y defienden la autodeterminación y la violencia", informa Juan G. Ibáñez.

El líder conservador recordó a Benegas ante varios centenares de personas "que al principio su partido también defendía la autodeterminación", y pidió a los vascos que no den su voto a los socialistas pensando que va a ser útil, porque son corresponsables de la ruina económica de España.

El candidato a la presidencia del Gobierno vasco por la coalición, Julen Guimón, atacó con dureza a Carlos Garaikoetxea y calificó la reciente presentación de este partido en el País Vasco francés de "pura fantasía, exhibición personal, locura y traición a España".

Adolfo Suárez reivindicó en un mitin celebrado en un cine de Bilbao, ante unas 400 personas, las virtudes del consenso, y contrapuso "la tolerancia y el respeto que persiste en la sociedad vasca" con la crispación entre los partidos políticos. El líder del Centro Democratico Social (CDS) propuso "el encuentro de todos los partidos en el País Vasco, si no queremos que esta tierra sea el taller de repqraciones de Europa", informa lñigo Gurruixaga.

En relación con la campaña electoral, Suárez dijo: "He comprobado que en la calle no existe crispación, que la calle está dando una lección de civismo y tolerancia democrática, realmente importante, y he observado que en los partidos políticos, este talante de tolerancia y de falta de crispación no está presente".

El candidato a lendakarí por el CDS, Jesús María Viana, criticó a los socialistas por proponer el acuerdo en la campaña vasca "cuando desde el Gobierno central han despreciado a toda la oposición y han creído que el Estado es una huerta particular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 1986

Más información

  • Benegas reclama una nueva mayoría de los que discrepan con el nacionalismo