Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Los radioaficionados necesitarán una autorización para instalar sus antenas

Los radioaficionados deberán obtener una autorización por parte del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones para instalar en el exterior de los inmuebles las antenas de sus estaciones radioeléctricas, según consta en un proyecto de real decreto que será aprobado por el Consejo de Ministros, en el que se regulan las instalaciones de antenas de estaciones de aficionados.Otra de las condiciones que exigirá la Administración para tener una estación y una antena exterior de radioaficionado será la suscripción de una póliza de seguro que cubra la responsabilidad por posibles daños con motivo de la instalación, conservación, reparaciones y desmontaje de las antenas.

La razón de estas medidas reglamentarias es garantizar el derecho de los demás usuarios a la utilización del espectro radioeléctrico mediante una instalación idónea y unas condiciones de seguridad, de tal manera que la antena, no produzca perjuicios a terceros.

Como principio general, no se permitirá más de una instalación de antenas de radioaficionados en un mismo inmueble. Cualquier cambio en la instalación deberá ser comunicado a la Administración, que podrá realizar inspecciones periódicas.

En España operan unos 38.000 radioaficionados, que emiten en altas frecuencias y que están afiliados a la Unión de Radioaficionados Españoles (URE). Otro grupo, diez veces más numeroso, opera en baja frecuencia o banda ciudadana (CB), conocida también como banda de los 27 megaciclos. Las licencias para las diversas clases de radio aficionados pueden solicitarse a partir de los 15 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de noviembre de 1986