El Gobierno recomienda el reparto de jeringuillas desechables en las cárceles

Agencias

Miguel Solans, delegado del Gobierno para la lucha contra la droga, dijo ayer que ha recomendado a las autoridades penitenciarias el reparto de jeringuillas desechables en las cárceles para evitar la difusión de enfermedades. Solans reconoció que facilitar las jeringuillas evitaría la propagación de enfermedades como el SIDA o la hepatitis entre los reclusos.

Solans, que compareció ayer junto con otros altos cargos de Sanidad en la comisión de presupuestos del Congreso, contestó a preguntas de los diputados del Grupo Popular sobre registro de heroinómanos, desarrollo del programa de metadona para la deshabituación y acreditación de centros terapéuticos.

Con relación al método empleado para elaborar un registro de heroinómanos, Miguel Solans precisó que se contabilizan datos de mortalidad, urgencias y asistencias. Por lo que respecta a los tratamientos de deshabituación con metadona, dijo que estas entregas se hacen de manera controlada. Solans anunció también la elaboración de una normativa general con los requisitos para la acreditación de los centros dedicados a la rehabilitación de drogadictos y añadió que serán las comunidades autónomas las encargadas de autorizarlos.

Asimismo, Miguel Solans explicó que el presupuesto del año 1987 destina al plan nacional contra la droga cerca de 11.000 millones de pesetas, aportados principalmente por los ministerios de Interior y Sanidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de noviembre de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50