Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colón no desembarcó en San Salvador según la revista 'National Geographic'

Cristóbal Colón descubrió América al desembarcar el 12 de octubre de 1492 en Cayo Samana, una pequeña isla de las Bahamas, y no en la isla de Guanahaní, llamada San Salvador, a 65 millas al Noroeste, como se había creído hasta ahora, según anunció ayer en Washington la revista Nacional Geographic. Los responsables de la publicación, que han llegado a esta conclusión tras investigar durante cinco años, arirmaron: "Creemos haber resuelto, después de cinco siglos, uno de los mayores misterios geográricos".

La investigación de la Sociedad Geográfica norteamericana ha tenido en cuenta, por primera vez, la corriente y el abatimiento (el deslizamiento hacia Sotavento de un velero debido a la presión del viento contra el casco y el aparejo) que variaron el rumbo que hasta ahora se creía habían seguido las carabelas del almirante.En un trabajo detectivesco en el que se ha usado la tecnología de los ordenadores, los investigadores han concluido que el viaje de Colón, 3.000 millas desde la Gomera, en las Canarias, de una duración de 33 días, no pudo concluir en San Salvador (Watling). "Para ello hubiera tenido que viajar por una línea casi recta, trazada en el fondo del mar, entre la partida y la recalada. Dirigiéndose sólo por una brújula, sin otras ayudas astronómicas o controles, esto es una imposibilidad física a menos que el océano se hubiera helado y se hubieran colocado raíles en su superficie", explicó ayer Luis Marden, un experto navegante que ha reconstruido el verdadero rumbo del primer viaje de Colón.

Eugene Lyon, un experto en viejos documentos españoles, ha traducido al inglés, línea por línea, las partes del diario de a bordo de Colón, basándose en un sumario del mismo escrito por el padre Bartolomé de las Casas, ya que el original nunca ha sido hallado. Basándose en esta traducción, que se convirtió en la biblia del equipo investigador, Marden,y su mujer, Ethel, una matemática, han trazado el primer rumbo de la travesía basado en el cuaderno de bitácora y ajustado a las corrientes y al abatimiento, sufrido durante la travesía por la Santa María.

Según los cálculos de los Marden, el almirante se encontró en su navegación corrientes de entre 0,4 y un nudo en una dirección Suroeste. El abatimiento es mayor cuando el viento es de través, y durante la travesía, las carabelas lo recibieron sobre la cuarta de estribor, esto es, sobre el hombro derecho del timonel. Los investigadores han empleado la longitud de la legua, que probablemente empleó Colón, 2,8 millas náuticas. Hasta ahora se aceptaba una longitud de 3,18 millas para la legua náutica de los viajes de Colón.

Los investigadores han dibujado también los rumbos del viaje de Colón desde Samana hasta otras cuatro islas de las Bahamas y Cuba y los recorridos de vuelta, hallando que el rumbo contrario también iba a dar a Samana.

Descripción errónea

La descripción que realiza Colón de la primera tierra en la que desembarcó no se corresponde con San Salvador y sí con Samana, una isla muy baja y muy verde de nueve millas de longitud y entre un cuatro y media milla de anchura. Tal como el almirante la describió, Samana, actualmente deshabitada, tiene un arrecife de coral que la rodea prácticamente en todo su perímetro, una laguna en medio, una pieza de tierra "hecha como una isla, pero que no lo es y que podría cortarse en una isla en dos días y un puerto (ensenada) suficiente para todos los barcos de la cristíandad". El National Geographic mostró ayer en Washington fotos y películas de la isla que demuestran su coincidencia con la primera tierra que Colón pisó hace 494 años.Los investigadores norteamericanos, dirigidos por Joseph Judge, uno de los directores del National Geographic, visitaron Samana y hallaron en la isla restos arqueológicos de 10 asentamientos de indios lacayos, prueba de la existencia de los indios que Colón vio "desnudos como sus madres les trajeron al mundo". El descubridor afirmó que había descubierto dos o tres poblados de indios aborígenes.

Un largo misterio

El misterio de donde puso el pie Colón por primera vez en América ha intrigado a historiadores, geógrafos y navegantes desde hace dos siglos. Después de haberse señalado nueve islas posibles en un arco de 400 millas en el Atlántico, el almirante Samuel Eliot Morrison, biógrafo de Colón, de la Universidad de Harvard, concluyó en 1942 que "no hay ninguna duda. Considero esta cuestión cetrada. Llegó a la isla Watling, en las Bahamas, bautizada como San Salvador".Pero en 1980, la Sociedad para la Historia de los Descubrimientos decidió reabrir el tema y un año más tarde, el National Geographic comenzó la investigación que ahora concluye. La Sociedad Geográfica explicó ayer que quizá la prueba de que Cristóbal Colón llegó a Samana sólo se obtendrá cuando se descubra, posiblemente en una biblioteca española, el diario de a bordo y las cartas náuticas que utilizó el almirante, que no han sido vistas desde que fueron entregadas a la reina Isabel a la vuelta de Colón a España en 1493.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de octubre de 1986