El Tribunal de Cuentas

revisará la gestión econórnica en el Ayuntamiento de Toledo desde 1983, fecha en la que el PSOE tomó la alcaldía, a petición del Grupo Popular. La auditoría es necesaria por el "despilfarro económico y las irregularidades detectadas durante 1984 y 1985", según la oposición, al existir 110 millones de la cuenta general que faltan por justificar.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS