Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas austriacos rompen la coalición de gobierno y convocan elecciones anticipadas

El canciller federal austriaco, Franz Vranitzky, anunció ayer la ruptura de la coalición gubernamental entre socialistas (SPOE) y liberales (FPOE) y la próxima convocatoria de elecciones generales para la segunda quincena de noviembre. La ruptura de la coalición es consecuencia de la destitución como presidente de los liberales del vicecanciller y ministro de Comercio, Norbert Steger. En el congreso del FPOE, que finalizó el domingo en Insbruck, Steger fue derrotado en la elección a la presidencia por Jörg Haider, representante de una línea marcadamente derechista de matiz pangermánico.

Haider se impuso al grupo de Steger, partidario de una formación liberal homologable a las del resto de Europa occidental, al obtener el 57% de los votos, mientras el hasta entonces jefe del partido sólo logró el 39%. En principio, las próximas elecciones generales en Austria estaban fijadas para el 5 de abril de 1987.Haider, hasta ahora jefe del Partido Liberal del Estado de Carintia, mantenía desde hace meses una confrontación abierta con el presidente del partido, a quien acusaba de excesiva condescendencia hacia los socialistas. Debido al escaso relieve del diminuto Partido Liberal (obtuvo sólo el 4,9% de los votos y 12 escaños en 1983) en el Gobierno y la impopularidad de Steger, los delegados del FPOE eligieron en Insbruck a un dirigente joven, atractivo, populista y muy dado a la demagogia xenófoba y hostil a las minorías. Haider fue quien saludó el retorno del criminal de guerra nazi Reder a Austria, una vez puesto en libertad en Italia, como "el retorno de un héroe de la patria".

Altos dirigentes socialistas ya habían afirmado que una cooperación en el Gobierno con Haider era imposible. Ideológicamente, este joven carintio arrastra un lastre nacionalsocialista, heredado de los fundadores de su partido, que hace prohibitiva para los socialistas esta cooperación.

La coalición entre socialistas y liberales se creó tras perder el SPOE, con el entonces canciller Bruno Kreisky, la mayoría absoluta en las elecciones de abril de 1983. Kreisky se retiró entonces de la política activa, pero apoyó expresamente esta coalición, que ahora, 40 meses después, fracasa por la marcada derechización de los liberales.

Es esta la segunda crisis de Gobierno en Austria desde que Kurt Waldheim, ex secretario general de las Naciones Unidas, fuera elegido en junio pasado presidente de la República pese a la dura controversia en torno a su actuación como oficial del Ejército alemán en la II Guerra Mundial. Entonces dimitió el canciller Fred Sinowatz, sucesor de Kreisky. El sucesor de Sinowatz fue el actual canciller Vranitzky, que en cuatro meses ha alcanzado niveles de popular¡dad que han quebrado la tendencia a la baja en el apoyo popular del partido socialista, según indican, los últimos sondeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de septiembre de 1986

Más información

  • La asunción del liderazgo liberal por el derechista Haider provocó la crisis