Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de EE UU interviene 32 kilos de heroína, el mayor alijo de esta droga en 10 años

Funcionarios del organismo de lucha contra la droga norteamericano (DEA, Drug Enforcement Administration) buscaban ayer a 12 sospechosos tras haber detenido el viernes a 18 personas y confiscado heroína -32 kilos- por un valor de 70 millones de dólares (unos 9.500 millones de pesetas). Según la DEA se trata del mayor alijo de droga aprehendido en los últimos diez años.Mientras tanto, un portavoz de la guardia costera de Estados Unidos manifestó que no estaban decepcionados porque su operación antidroga paralela -un bloqueo parcial sin precedentes durante 22 horas del puerto de Nueva York- concluyera ayer sin que encontraran ninguna droga ilegal.

Los 18 detenidos, supuestos miembros de una cadena de traficantes que traen la droga desde Bélgica y Francia y obtienen 450.000 dólares a la semana por las ventas de heroína, fueron detenidos tras nueve meses de investigaciones. En una operación simultánea en 14 lugares de Nueva York, principalmente en el barrio de Queens, la policía detuvo al jefe de la supuesta cadena, Carlos Medina, junto a su esposa y a su madre. Además de la heroína -unos 32 kilogramos en estado puro-, fueron confiscados dos kilos-de cocaína y un pequeño arsenal que incluía pistolas y escopetas.

Las acciones antidroga son parte de una serie de recientes movimientos orientados a demostrar que las autoridades locales y federales se están poniendo duras con este tema. A comienzos de mes el presidente Ronald Reagan lanzó una ambiciosa campaña para desalentar el consumo de drogas, especialmente entre los empleados gubernamentales destinados en puestos responsables o claves para la seguridad nacional.

Los primeros afectados por la campaña nacional contra el consumo de estupefacientes emprendida por la Administración Reagan han sido 34 controladores aéreos de California. Los controladores del centro de control de vuelo de Palmdale, uno de los más saturados de EE UU, han sido apartados de las pantallas de radar y situados en puestos burocráticos hasta que concluya una investigación.

Desintoxicación o despido

Don Early, director del centro, dijo que los implicados serán sometidos a pruebas urinarias y si se detecta un abuso continuado de drogas podrán optar por la desintoxicación o el despido.

Los controladores afectados, que forman parte de los 238 que trabajan en el lugar, fueron descubiertos tras una redada policial en la casa de uno de ellos, donde se encontró cocaína y hachís en cantidades no reveladas.

Early dijo que ninguno de ellos ha sido detenido o afrontará cargos criminales, sino que sólo serán trasladados a puestos de menor responsabilidad. El director añadió que no hay pruebas de que los controladores afectados se hubieran drogado durante su trabajo. Por otra parte, unas 20.000 personas se manifestaron el viernes en La Paz para protestar contra la presencia de soldados norte arriericanos en Bolivia, enviados por Washington para participar en la lucha contra el tráfico de droga, y contra las medidas económicas del Gobierno que preside Víctor Paz Estenssoro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de agosto de 1986