Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 60 años de cárcel para los presuntos asesinos del matrimonio Viola

El fiscal de la Audiencia Nacional ha solicitado sendas penas de 60 años de reclusión para los independentistas catalanes Carles Sastre Benlliure y Monserrat Tarragó Doménech, acusados del doble asesinato del ex alcalde de Barcelona Joaquín Viola Sauret y su esposa, Monserrat Tarragona Corbella, hecho ocurrido el 25 de enero de 1978, al hacer explosión un artefacto que había sido adosado al pecho del ex alcalde. El fiscal ha pedido también una indemnización de 20 millones de pesetas para los herederos de las víctimas. El juicio está fijado para el próximo 29 de septiembre.

Carles Sastre ya fue condenado en octubre de 1985 a 30 años de cárcel por su intervención en el asesinato del industrial catalán José María Bultó. Monserrat Tarragó también fue condenada por este hecho, pero a cuatro años de prisión, como autora de un delito de colaboración con bandas armadas. Con anterioridad ya habían sido condenados Francesc Xavier Barberá y Antonino Messegué. La sentencia sobre el caso Bultó les atribuía su pertenencia a un denominado Ejército Popular Catalán, aunque el fiscal, al calificar los hechos relativos a la muerte de los Viola, afirma que Sastre y Tarragó son miembros del grupo armado independentista Terra Lliure.Aunque durante casi ocho años se había implicado en los asesinatos de Viola y su esposa a Antonino Messegué y a Lluis Monserrat Sangrá, la causa fue sobreseída para ellos y, por tanto, quedaron exentos de responjsabilidad en marzo de este año. Sin embargo, la acusación se mantiene contra Berenguer Ballester y Josep Lluís Pérez Pérez, aunque éstos se encuentran en paradero desconocido y están declarados en rebeldía.

Varios de los condenados por el asesinato de Bultó han recurrido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, ya que no les fue aplicada la ley de Amnistía de 15 de octubre de 1977, cuando el crimen se perpetró en mayo de ese año.

El Supremo y la Audiencia Nacional estimaron que la aplicación de la ley de Amnistía no era procedente. La citada ley no puede ser invocada en el caso de Viola, pues los hechos ocurrieron en 1978.

Según el relato de los hechos del fiscal, Monserrat Tarragé, y Carles Sastre, ambos de 31 años, miembros de Terra Lliure, el 25 de enero de 1978, junto con otros dos miembros del grupo que se encuentran en rebeldía, se dirigieron al domicilio del matrimonio Viola, en el paseo de Gracia, de Barcelona. Los activistas obligaron a los ocupantes del piso a entrar en una habitación, donde quedaron vigilados por Monserrat Tarragó.

Sastre y los rebeldes obligaron a Viola a permanecer en su dormitorio, donde le colocaron un artefacto explosivo en el pecho, que iba a ser desactivado a cambio de cierta cantidad de dinero. Ante la resistencia que Viola opuso, los acusados obligaron a su esposa a entrar en el dormitorio, momento en que la bomba hizo explosión y causó la muerte al matrimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de agosto de 1986

Más información

  • TRIBUNALES