Hombres de Guerra copan los segundos escalones de la Administración

En su primera reunión tras la constitución del nuevo Gobierno, el Consejo de Ministros acordó ayer una serie de nombramientos para cubrir los segundos escalones en 10 ministerios, que suponen una confirmación de la política de pocos cambios y con hombres de confianza seguida por el presidente Felipe González para la elaboración de su Gabinete. En todos los casos se trata de técnicos militantes del partido, que ya ocupaban cargos en otros departamentos y que han destacado por su disciplina en acatar las orientaciones del presidente y, en especial, del vicepresidente, Alfonso Guerra. El Consejo acordó también ayer la destitución del gobernador de Alicante, Octavio Cabezas, en relación con el escándalo de las concesiones de licencias de administración de loterías.

En el Ministerio de Economía y Hacienda los nombramientos afectan a José María García Alonso, hasta alhora director general del Tesoro y Política Financiera, que pasa a ser subsecretario del ministerio. Su puesto será ocupado por Pedro Martínez Méndez. La remodelación en este departamento concluirá con el cese del actual subsecretario de Economía, Miguel Martín, quien será nombrado en breve director general del Banco de España. Pedro Martínez Méndez ocupaba hasta ayer el puesto número dos en el servicio de estudios del banco emisor. Con ello se confirma la ya existente interconexión entre el Ministerio de Economía y Hacienda y la autoridad monetaria.El Consejo de Ministros no se pronunció ayer por la confirmación o la remoción de los dos actuales secretarios de Estado del departamento, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en el área económica, y José Borrell, en el campo fiscal y presupuestario. La decisión, en principio, no se adoptará, como mínimo, hasta noviembre, cuando los Presupuestos Generales del Estado para 1987 estén definitivamente cerrados.

Numerosas fuentes oficiales ponen en duda que Fernández Ordóñez y Borrell puedan continuar desempeñando los mismos cargos a un mismo tiempo, ya que es conocida la irreconciliable condición de los criterios que sostienen.

Tal y como ya se había adelantado, el Consejo nombró presidente del Instituto Nacional de Industria (INI) a Claudio Aranzadi, hasta ahora vicepresidente del holding estatal y hombre de entera confianza de Luis Carlos Croissier.

Página 11

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS