Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria prohíbe la instalación de nuevos pararrayos radiactivos

El Ministerio de Industria y Energía publicó un real decreto en el Boletín Oficial del Estado, el pasado 11 de julio, por el que se prohíbe la instalación de nuevos pararrayos radiactivos y el empleo o la importación de radioelementos para su fabricación. El real decreto ha sido calificado como un avance importante por la Asociación Ecologista de Defensa de la Naturaleza (Aedenat), entidad que denunció públicamente la existencia de unos 7.000 pararrayos instalados en edificios madrileños.Sin embargo, Aedenat ha criticado la primera y segunda disposiciones transitorias del decreto, que señalan que los titulares de los pararrayos ya instalados tienen un plazo de un año para solicitar su legalización -lo que supone obligarse a cumplir los requisitos fijados en el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas- o retirarlos, para lo que deberán contratar los servicios de las empresas autorizadas por el Gobierno para retirar residuos radiactivos.

José Luis García, portavoz de Aedenat, afirmó que estas disposiciones serán de casi imposible cumplimiento en la práctica, "porque las comunidades de vecinos, que eligieron el pararrayos radiactivo por su menor coste, tampoco tendrán fondos para cumplir la legislación en cuestión, que obliga a mantenimientos y revisiones periódicas, a formalizar un plan de evacuación para casos de accidente o a contratar los servicios de una empresa para retirar el pararrayos". José Luis García insistió en su temor de que los propietarios, asustados ante la responsabilidad y los gastos económicos que supone el tener un pararrayos radiactivo en su edificio, opten por desembarazarse del mismo sin declararlo, "y eso significa poco menos que tirarlos a la basura, sin control alguno. Es Industria quien debe encargarse de su retirada", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 1986