Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido relaciona a varias editoriales de Barcelona con un caso de evasión de divisas

Conocidas editoriales barcelonesas, en un número aún no determinado, podrían estar implicadas en un supuesto caso de evasión de divisas, localizado casualmente por la policía el pasado fin de semana, según se desprende de las declaraciones de un súbdito venezolano, que ha permanecido tres días detenido por la policía y que actualmente se encuentra a disposición del juzgado de delitos monetarios.

El caso se descubrió a raíz de la detención del súbdito venezolano Nelson Rueda Medrano, en un hotel de la Rambla de Barcelona, al que se le encontró una maleta conteniendo 60 millones de pesetas en dólares y pesetas, así como 52 documentos que hacían referencia a diversas operaciones financieras con varias editoriales.Nelson Rueda declaró a la policía que el dinero intervenido lo había recibido personalmente de diversas empresas editoriales barcelonesas, como pago de unas deudas contraídas por las citadas firmas a raíz de unas operaciones de exportación realizadas tiempo atrás por estas casas con destino a Venezuela. Añadió que lo cobrado correspondía a la diferencia entre el dinero que él había pagado por los envíos remitidos desde España y el verdadero importe dé los libros.

El declarante aseguró a la policía que tenía la intención de llevarse el dinero a su país, sin ningún otro requisito, ya que creía que en España estaba permitido el desplazamiento libre de capitales desde la entrada en la Comunidad Europea.

Buscaban droga

Rueda, que trabaja en la capital venezolana como representante de una importante editorial española, había llegado a Barcelona hacía aproximadamente una semana y viajaba acompañado de unos familiares. Aseguró en su declaración que había cumplido la mayor parte de los compromisos que tenía pendientes y se disponía en fecha próxima a volver a su país de origen.Las declaraciones de Nelson Rueda sorprendieron a la policía, ya que las confidencias recibidas en comisaría hacían sospechar que el detenido era un traficante de droga más o menos importante y cuya misión era la de blanquear el dinero recibido por los vendedores.

El domingo 6 de julio, cuando se cumplieron las 72 horas de su detención, Nelson Rueda pasó a disposición del de guardia.

El juez Pedro Martín, titular del Juzgado de Instrucción número 10, que estaba en funciones de guardia, tomó declaración al súbdito venezolano y decretó su puesta en libertad, notificándole que se encontraba a disposición del juzgado de delitos monetarios.

El juez recordó también a Rueda que mientras durase la investigación no podía ausentarse de España. El dinero ha quedado intervenido por el Banco de España.

En medios jurídicos se asegura que en los próximos días serán llamados a declarar representantes de las diversas editoriales presuntamente implicadas en el caso para intentar confirmar la versión mantenida por Nelson Rueda. Al parecer, esta declaración podría realizarseante el Juzgado de Instrucción número 10, que actúa por exhorto del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, que preside el juez Alfonso Barcala.

En los citados medios jurídicos se afirma que, si se confirman las manifestaciones realizadas ante la policía y el juzgado por Nelson Rueda podría acusarse además a las editoriales de fraude fiscal, al haber falseado e incrementado el valor de las exportaciones, cobrando las desgravaciones fiscales que corresponden a lo declarado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 1986

Más información

  • Un súbdito venezolano, sorprendido con 60 millones de pesetas