Una misteriosa desaparición

Santiago Corella Ruiz, 29 años, más conocido como El Nani, fue detenido el 12 de noviembre de 1983 alrededor de la una de la tarde. Cinco hombres armados, inspectores del Grupo Tercero de la Brigada Regional de Policía Judicial de Madrid, irrumpieron en su domicilio y se lo llevaron detenido junto a su esposa Soledad y a tres hermanas del joven. Entre los policías que los detuvieron se encontraba Victoriano Gutiérrez. Todos fueron traslados a las dependencias policiales de la Puerta del Sol y se les aplicó la ley antiterrorista. A los detenidos de la familia Corella se uniría poco después Ángel Manzano, compañero y amigo de El Nani.Durante el interrogatorio Manzano pudo ver durante un instante a su amigo. "Santiago estaba sentado con la cabeza agachada y le sostenían como en volandas tres policías", declaró después.

Más información
Un juez ordena la detención de tres policías por su presunta participación en la desaparición de 'El Nani'

El robo en el que trataban de implicar a los detenidos se produjo la víspera del día de Todos los Santos de 1983, en la joyería de Pablo Perea, en la calle de Tribulete. Dos hombres y una mujer atracaron el local y uno de los hombres mató de un tiro al joyero. Según la policía, en la madrugada del día 13 de noviembre, El Nani fue conducido por Victoriano Gutiérrez y dos inspectores más a un descampado de Vicálvaro y escapó. Su esposa ingresó en la prisión de Yeserías, donde estuvo dos meses. Después fueron detenidas dos personas que se confesaron autoras del robo.

El Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid ordenó en junio de 1984 la apertura de diligencias para aclarar la desaparición de El Nani, siendo citados a declarar Javier Fernández, jefe de los grupos antiatraco de la Brigada Regional de la Policía Judicial y y el jefe del grupo tercero de la citada brigada, Victoriano Gutiérrez, los dos bajo orden de busca y captura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS