Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES

Satisfacción en EE UU por la continuidad del socialismo moderado

El nuevo triunfo por mayoría absoluta de los socialistas en España refuerza la confianza en Felipe González de la Administración de Ronald Reagan, que está satisfecha por la continuidad en el poder de un socialismo moderado y pragmático. Para los, medios financieros, que también prefieren el PSOE en el poder con una sólida mayoría, los resultados "significarán la continuidad de una política económica moderada". La victoria electoral en las legislativas del domingo, unida al triunfo contra todo pronóstico en el referéndum de la OTAN, confirma a González como un líder europeo de primera fila y uno de los fiables aliados de Washingnton.Reagan envió ayer un mensaje de felicitación al presidente del Gobierno español. La Casa Blanca expresó su satisfacción por el ejercicio "del proceso democrático" y manifestó su deseo de "trabajar con el Gobierno de Madrid". La reducción de la presencia militar estadounidense es la cuestión más importante que deberán negociar los dos países en un futuro inmediato. Las discusiones, que se abrirán formalmente en Madrid el próximo 10 de julio, no se verán afectadas por el resultado electoral, que era algo ya esperado en Washington, donde nunca se pensó que el PSOE perdería la mayoría absoluta. "España continuará aumentando su cooperación militar con la OTAN y manteniendo buenas relaciones con EE UU", interpretaba ayer en primera página The New York Times.

Ya hace tiempo que esta Administración apostó por la continuidad política en España a través de la permanencia de los socialistas en el poder. A pesar de sus conexiones ideológicas, la oposición de Manuel Fraga nunca ha sido vista como una alternativa real a los socialistas, y mucho menos tras su actitud abstencionista en el referéndum de la OTAN. El buen entendimiento con Felipe González y la satisfacción por su política centrista y moderada se vio reforzada por el triunfo en el referéndum, que confirmó definitivamente la credibilidad de González, "un político capaz de jugar al póquer y ganar", dijo a EL PAÍS una fuente de la Administración. La capacidad de asumir riesgos es siempre algo muy bien visto en EE UU.

La Prensa norteamericana informaba ayer de los resultados en sus primeras páginas, destacando la continuidad del proceso político español; el tropiezo de la derecha, que arroja dudas, según The New York Times, sobre el futuro político de Fraga Iribane; el resurgimiento de Adolfo Suárez y la inesperada victoria de Herri Batasuna. Medios gubernamentales consultados por EL PAÍS expresaron sorpresa y cierta preocupación por el ascenso electoral del abertzalismo. Todos los comentarios subrayan el carácter de "victoria personal" de Felipe González y hablan de carisma. "Económica y culturalmente, el país está floreciendo bajo González", se afirmaba en un reportaje publicado por el suplemento dorninical de The New York Times.

La confirmación de que los comunistas continúan divididos, son sólo una fuerza testimonial y no han logrado ganar espacio electoral, a pesar del apoyo del PSOE a la OTAN, es también una de las consecuencias positivas para EE UU, donde se interpreta que la campaña de echar a los nortearnericanos de España y el cierre de las bases no tiene suficiente gancho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 1986