Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La literatura infantil y juvenil gana terreno en la Feria del Libro

La literatura infantil y juvenil ha ido ganando terreno año tras año, y fundamentalmente en el último lustro, dentro de la Feria del Libro. Los hábitos lectores de la población infantil española han aumentado, y a ello ha contribuido la renovación pedagógica, la formación de expertos, la creación de entidades que promueven y divulgan los textos de calidad y el apoyo de la Administración a estas organizaciones. Los editores han realizado una carrera contra reloj recogiendo las tendencias vanguardistas y corrientes literarias que se producen en el mundo contemporáneo. Esta edición de la feria ofrece muchas novedades en este terreno.

MÁS INFORMACIÓN

La literatura infantil y juvenil presentaba hace 10 años. un retraso de varias décadas con respecto a los países occidentales, pero, ha recorrido un camino con, marcha segura y firme. Hoy, nuestro país no sólo ofrece publicaciones con unos altos niveles de calidad equiparables a los de los países modelos en este terreno, sino que en aspectos como el de la imagen los ilustradores españoles alcanzan un prestigio internacional.Junto a los escritores para niños y jóvenes, muchos de los cuales cuentan con verdaderos fans entre sus jóvenes lectores, cada vez es mayor la incursión de nombres conocidos de la literatura en este campo. La Feria del Libro refleja perfectamente este aspecto, quizá el más destacado de las publicaciones para los menores. Una nueva colección, Luna de Papel (Editorial Anaya), inicia esta andadura con títulos escritos para niños entre 8 y 12 años por Fernando, Fernán-Gómez, Ana María Moix, Jesús Fernández Santos, Germán Sánchez Espeso y Emma Cohen.

Italo Calvino, autor que siempre se adentró entre los lectores preadolescentes con una recreación de cuentos Populares italianos bajo el título de El príncipe cangrejo (Espasa Calpe). Alberto Moravia, generalmente escritor de conflictos psicológicos y. con una literatura atormentada, se descubre en Historias de prehistoria (Anaya), como un gran humorista lleno de recursos. El libro de Moravia que se anuncia como novedad editorial ya estaba publicado en España en 1981 bajo el título de Hace mil millones de años (Ed. Bruguera).

Christine Nöstlinger, uno de los hallazgos literarios para niños y jóvenes más importantes de la década, presenta, dos nuevas publicaciones, Intercambio con un inglés (Espasa Calpe) y Mi amigo Lukilive (Alfaguara). La autora recibió en 1984 el Premio Andersen, considerado como el Nobel de la literatura para niños, y al cual han accedido los nombres más destacados en este campo de las letras. Numerosos escritores con este mismo galardón suelen estar publicados, aunque no de forma exclusiva, en Editorial Alfaguara, que ofrece títulos fundamentales de autores. como Ligia Bojunga Nunes (Andersen 1982), María

Gripe (1974), Tove Jansson (1966), Erich Kaestner (1960), Scott O'Dell (1972), Gianni Rodari (1970), Maurice Sendak (1970), la propia Christine Nöstlinger o el último Andersen concedido a Patricia Wrightson, de quien se publica El escalofrío.

Los libros de los autores galardonados con el Premio Andersen, que desde 1956 se concede bianualmente a un escritor y desde 1966 también a un ilustrador, se pueden considerar como títulos básicos, en la biblioteca de los jóvenes lectores.

Los más prestigiados premios de literatura infantil y juvenil españoles, los Lazarillo, que a partir de este año son convocados por la Organización Española para la Promoción del Libro Infantil (OEPLI), son también una novedad, en su edición de 1985, de la feria. El tesoro del capitán Nemo, de Francisco Climent (Noguer), y Timo rompe bombillas (Noguer), de Alfredo Gómez Cerdá.

Los niños en edad de prelectura cada vez reciben una mayor atención. Son libros que deben ser seleccionados con un especial cuidado, ya que los hábitos lectores se forman en estas edades. Una nueva y acertada colección aparece bajo el nombre de Libros para Hablar (Altea) con vanos títulos de Helen Oxenbury para niños que empiezan a explorar nuevas experiencias. Para niños que hablan y se encuentran entre los tres y seis años aparece la colección Libros para Jugar (Altea), en la que se incluyen, además de numerosos títu los, unas cuidadas y bellas publicaciones de las nursery rhimes inglesas. Para los pequeños entre cuatro y siete años Austral Infantil (Espasa Calpe) ofrece tres nuevos títulos de David McKee, Eva Eriksson y Javier Villafañe.

En el otro extremo de la literatura para niños se encuentran los títulos recogidos en diversas colecciones para jóvenes a partir de 14 años. Estos jóvenes adultos pueden encontrar nuevos títulos entre colecciones de cuidada selección como Cronos (Editorial La Galera), Gran Angular (Editorial SM), Más 14 (Espasa Calpe) y Serie Roja (Juvenil Alfaguara).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 1986