Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González recibe garantías de seguridad ante su viaje a la URSS tras el suceso de Chernobil

El programa de la primera visita oficial de un presidente del Gobierno español a la Unión Soviética, a seis días de su inicio, aún no está concluido, según informaron ayer fuentes de la Moncloa. El asesor de Asuntos Internacionales del presidente del Gobierno, Juan Antonio Yáñez, afirmó ayer, por otra parte, "que en ningún momento" se ha replanteado el viaje de Felipe González a la URSS a raíz del grave accidente nuclear registrado a finales del mes pasado en la central soviética de Chernobil. Yáñez agregó que se habían recibido garantías de seguridad suficientes de los organismos internacionales interesados.

Fuentes de la Moncloa achacaron el retraso en la elaboración del programa de González al largo fin de semana vivido por la URSS por las fiestas del 1 de mayo, y dijeron que éste era "normal" y ya había sucedido así con ocasión de la visita oficial que el nuevo primer ministro sueco, Ingvar Carlsson, realizó recientemente a Moscú.Felipe González, durante su estancia en Moscú, será recibido, por el máximo líder de la URSS, el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), Mijail Gorbachov, así como por su homólogo, Nikolai Ryshkov, y por el jefe del Estado soviético, el presidente del Presidium, Andrei Gromiko.

En la agenda de conversaciones, según informó Yáñez, destacan los temas del diálogo Este-Oeste, la situación en el Mediterráneo, Oriente Próximo y otros conflictos regionales. El diálogo en la Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea (CSCE), que se reanuda el próximo verano en Viena, será otro de los temas a tratar, agregó Juan Antonio Yáñez.

El director general de Política Exterior para Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jesús Ezquerra, afirmó ayer, por su parte, que no está previsto que se firme ningún acuerdo durante este viaje.

Jesús Ezquerra agregó, sin embargo, que España hará patente su interés por alcanzar un acuerdo con la URSS sobre seguridad social, que permita atender sanitariamente en España (a cambio de contraprestaciones económicas de la URSS) a aquellos hispano-soviéticos que opten por volver a territorio español.

Los hispano- soviéticos -cuyo número se eleva en la actualidad a unas 1.200 personas- son los españoles que permanecen exiliados en la URSS, o aquellos que, durante su niñez, fueron acogidos por ese país en la guerra civil española. En su viaje a la URSS, Felipe González estará acompañado por los ministros de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez; de Cultura y portavoz del Gobierno, Javier Solana, y de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga. También irán con el presidente un total de 29 hombres de negocios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 1986