Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tanques soviéticos vigilaron Kabul para permitir la designacion de Najibula

Los tanques soviéticos vigilaron los edificios gubernamentales, los cuarteles del Ejército afgano y las colinas que rodean Kabul durante la reunión del comité central del partido comunista en la que el domingo fue elegido Najibula como nuevo líder del país. Diplomáticos occidentales dijeron ayer que las fuerzas de seguridad disolvieron en Kabul manifestaciones de mujeres y jóvenes partidarios del antiguo no dirigente del país, Babrak Karmal, que dimitió oficialmente por razones de salud.

Las fuentes occidentales aseguran que el jefe del partido en Kabul, Zanoor Razemjo, fue increpado por seguidores de Karmal cuando ordenó retirar las fotografías del antiguo dirigente.Las tropas afganas vigilaron las principales calles de Kabul. El Ministerio del Interior, dirigido por un rival de Najibula, el general Sayed Mohamad Gulabzoi, fue rodeado por tanques soviéticos.

El 2 de mayo, según las mismas fuentes, la policía disolvió una manifestación de mujeres ante el palacio presidencial. La concentración había sido organizada, al parecer, por Anahita Ratebzad, miembro del Politburó, presidenta de la organización de mujeres del partido, amiga de Karmal y que vive cerca del palacio presidencial.

El bazar de Kabul, donde la pasada semana habían surgido rumores sobre la muerte de Karmal, incluso estuvo cerrado varios días en señal de protesta.

Los diplomáticos citados dijeron que Karmal, que regresó a Kabul el 1 de mayo tras de una misteriosa desaparición de un mes para recibir atención médica en Moscú, no asistió a la reunión del comité central en la que se decidió su sustitución.

Mientras tanto, prosiguen en Ginebra las negociaciones indirectas entre Afganistán y Pakistán para la retirada de las tropas soviéticas del primero de estos países. El diario norteamericano The New York Times afirmaba ayer que el máximo dirigente de la URSS está decidido a poner fin cuanto antes al Vietnam soviético.

Según afirma un comandante de las fuerzas rebeldes aigarías desde que los soviéticos invadieron Afganistán en 1979 han muerto en el país un millón de personas. Abdul Haq dijo al diario de Zúrich Tages Anzeiger que "es difícil dar un número exacto de muertos en la guerra porque no existe un frente como en la guerra entre Irán e Irak".

Abdul Haq asegura que el número de muertos soviéticos en el conflicto es muy superior al de 10.000 o 15.000 que calcula Estados Unidos. '"Otros 20.000 soldados soviéticos", añade, "han muerto en los tanques que hemos destruido, en los,aviones y helicópteros que hemos derribado y en los camiones que hemos destrozado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de mayo de 1986

Más información

  • La guerra de Afganistán ha costado un millón de muertos, según los rebeldes