Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El canciller Kreisky rompe con Waldheim y le acusa de ocultar la verdad

Kurt Waldheim, ex secretario general de la ONU y candidato democristiano a la presidencia de la República de Austria, acusado de participar en crímenes de guerra como soldado del III Reich en Yugoslavia, cuenta ya con un importante valedor y amigo menos. Bruno Kreisky, ex canciller federal austriaco, que en un principio salió en defensa de Waldheim cuando éste fue atacado por el Congreso Mundial Judío (WJC), se ha de distanciado públicamente del candidato conservador, a quien ha acusado de falta de honestidad política y ocultación de la verdad.

Kreisky considera rota su larga amistad con Waldheim. "No le acuso", dijo, "de ser un criminal de guerra, sino de no haber dicho toda la verdad". El ex canciller federal hizo esta declaración en un mitin celebrado la noche del miércoles en favor del candidato socialista a la presidencia y rival de Waldheim, Kurt Steyrer, quien, según los sondeos, sigue en franca desventaja frente a su rival.Kreisky, principal artífice del prestigio internacional de Austria y destacado valedor de Waldheim en su candidatura a la Secretaría General de las Naciones Unidas, no había participado antes en la campaña electoral austríaca y, en sus contadas declaraciones a la televisión y radio austríaca desde su residencia habitual en la isla de Mallorca, había defendido al candidato conservador frente a los ataques del exterior.

El cambio de actitud de Kreisky se produjo antes de que, ayer, el ministro de Asuntos Exteriores austríaco, Leopold Gratz, hiciera entrega al actual jefe del Estado, Rudolph Kirchschlaeger, de fotocopias de los documentos archivados en la ONU que incluyen informes sobre Waldheim entregados en 1947 por el Gobierno yugoslavo a la Comisión de Crímenes de Guerra de las Naciones Unidas. En estos documentos se acusa a Waldheim, según el diario yugoslavo Vecernje Novisti, de asesinatos y quema de poblados.

Waldheim ha negado reiteradamente que participase en ninguna como intérprete. KirclischIaeger, que ha anunciado que estudiará detenidamente los documentos, decidirá si se hacen públicos.

El Gobierno israelí también ha recibido copias de los informes de la ONU y su embajador ante este organismno, Benjamín Netanyahu, manifestó que ha visto que existen informes sobre "otra prominente figura de la diplomacia", que se negó a identificar, y sobre Alois Brunner, quien fuera ayudante de Adolf Eichmann y se supone reside en Siria. Israel pedirá estos informes. En relación con Waldheim, Netanyahu dice que los documentos entregados "no cierran el caso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de abril de 1986

Más información

  • Israel descubre informes secretos sobre otro destacado diplomático