Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

La esposa de Jesús López Cobos recibió un segundo hígado

La esposa del director de orquesta español Jesús López Cobos recibió durante la madrugada de ayer un segundo hígado, que le fue trasplantado por el profesor Pichlmayr en la clínica de la universidad de Hannover, después del fallo del órgano que le fue trasplantado el pasado viernes, de madrugada, en la misma clínica. La operación se realizó entre la una y las seis de la madrugada, poco después de que el equipo médico consiguiera un donante. Por otro lado, los médicos que atienden al niño Juan Carlos Delgado, que recibió un doble trasplante de hígado y corazón en la clínica Puerta de Hierro de Madrid, han indicado que el paciente está superando la crisis de rechazo y que si todo sigue sin problemas pronto podrá hacer vida normal.

En declaraciones a la agencia Efe, el director de orquesta español, en la actualidad director de la ópera de Berlín, señaló que el hígado trasplantado pertenece a un joven alemán fallecido la noche del lunes en accidente de tráfico en las cercanías de Hannover, del que aseguró desconocer la identidad.López Cobos añadió que el nuevo órgano trasplantado ayer "ha comenzado a trabajar perfectamente" en el cuerpo de su esposa, Karin.

A Karin López Cobos, que padece cancer, le fue trasplantado un primer hígado el pasado viernes, proveniente del joven leridano Roger Puigdevall, que antes de morir se mantuvo en coma profundo durante varios días a causa de un accidente de tráfico que sufrió el Jueves Santo en su ciudad.

El órgano fue trasladado de Lérida a Barcelona en un helicóptero de las Fuerzas Aéreas Españolas y de allí, en avión, hasta la ciudad alemana de Hannover, donde se hallaba la esposa del director español.

Trasplante de urgencia

A pesar de que la operación de trasplante fue satisfactoria, el hígado del joven leridano comenzó a funcionar mal al día siguiente de la intervención quirúrgica y los médicos alemanes, dirigidos por el profesor Pichlmayr, vieron necesaria la realización con urgencia de un segundo trasplante, cuya realización no podía postergarse más allá de la noche pasada, a riesgo de que resultara afectada la salud de Karin López Cobos.El director de orquesta español comentó que "el propio profesor Pichlmayr se desplazó a las afueras de Hannover para extraer el órgano del donante y trasplantarlo al cuerpo de Karin pocas horas después.

Jesús López Cobos dijo estar agradecidísimo por las numerosas muestras de apoyo recibidas de todas partes y también por el hecho de que, a última hora, haya habido una familia que ha realizado la donación".

Juan Carlos Delgado

Por otro lado, los médicos que atienden al niño Juan Carlos Delgado, que recibió un doble trasplante de hígado y corazón, aseguraron ayer que si todo sigue bien, éste podrá pronto hacer vida normal. El doctor Javier Álvarez Cienfuegos, portavoz del equipo médico que realizó las operaciones de trasplante manifestó ayer a la agencia EP que el pequeño podrá en el futuro incluso practicar deportes, excluyéndose los violentos.Álvarez Cienfuegos añadió que los riesgos de rechazo pueden existir siempre y que, de hecho, las personas a las que se han practicado trasplantes deben medicarse de por vida. "Casi todos los enfermos", añadió, "tienen un episodio precoz de rechazo a los 15 días o al mes del trasplante. Una vez pasados estos episodios, los enfermos van bien, aunque deben seguir con medicación".

El médico resaltó que es muy difícil dar un pronóstico en el caso de Juan Carlos Delgado, al tratarse del primer caso en el mundo de un doble trasplante con órganos provenientes de distintos donantes. La supervivencia del trasplante cardíaco es del 70% al 80% al año, mientras que la del hepático, en el caso de niños, es de un 70%, también al año. Álvarez Cienfuegos dijo que no pueden sumarse los dos riesgos, aunque naturalmente los riesgos son mayores.

Preguntado sobre cuándo se podría dar de alta a Juan Carlos Delgado, el doctor Álvarez Cienfuegos precisó que, si todo va bien, en un mes el pequeño podría salir del hospital, aunque debería permanecer en Madrid dos semanas más antes de darle de alta definitivamente para que pudiera volver a su pueblo. De todos modos, añadió el médico, Juan Carlos Delgado debería someterse periódicamente a revisiones. Sobre la posibilidad de nuevos trasplantes, Álvarez Cienfuegos manifestó que hay en la actualidad dos niños de catorce y dieciseis meses que esperan un trasplante de hígado, pero que, de momento, no se encuentran donantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de abril de 1986