Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El solar donde estaba la casa del patrón de san Isidro, cedido al Ayuntamiento

El solar situado junto a la plaza de los Carros en el que se levanta la capilla de San Isidro y el llamado pozo de los milagros ha pasado a ser de propiedad municipal a raíz del acuerdo firmado por el presidente de Urbis, Manuel de la Quintana, y el tercer teniente ole alcalde y responsable del área de Infraestructuras y Urbanismo, Jesús Espelosín, por el que el Ayuntamiento recibió los barrios de La Estrella y Niño Jesús. Tras la firma, el alcalde, Juan Barranco, y los firmantes del convenio se trasladaron al citado solar, en el que se levantará una casa de cultura y una zona ajardinada.En el acuerdo logrado se indican las diferentes obras de acabado de las urbanizaciones que quedan por hacer y quién debe correr con los gastos.

El remate de la operación permitió que el Ayuntamiento recuperara un solar, propiedad de Urbis, situado entre la calle ole San Andrés y la costanilla de San Pedro, en el que estuvo la casa de Iván de Vargas, para quien trabajó san Isidro en el siglo XI.

La casa fue derribada en 1977, después de nueve años de tramitación de expedientes contradictorios de ruina. únicamente se pudo salvar la capilla, el pozo y una arcada descubierta en el interior de la casa cuando se realizó la demolición. El pozo se llama de los milagros porque, según la tradición, en él cayó un niño. San Isidro oró y las aguas del pozo subieron, llevando al pequeño sano y salvo. La capilla, al parecer, se realizó sobre la estancia en la que falleció el santo. Posee pinturas en mal estado.

Estas tres piezas serán recuperadas ahora por el Ayuntamiento la superficie en tanto se ajardina restante con objeto de: aumentar la zona de peatones formada por las plazas de los Carros y de la Paja. Fuentes municipales informaron que no se descarta la, creación en la casa de la cultura de una muestra en la que se recojan testimonios del Madrid del siglo XI.

En las proximidades de este solar se encontraron el año pasado restos de una canalización de agua potable hecha por los árabes en el siglo X, así como los restos de una vivienda musulmana, y distintas piezas de cerámica. Al hacer la reordenación de la zona, estos restos fueron dejados en el interior de una bóveda subterránea hecha con motivo de preservarlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de marzo de 1986