ARAGÓN

23 municipios de Teruel se niegan a pagar a Hacienda una deuda de 100 millones

Los 23 municipios que integran la denominada Comunidad de Albarracín, en la provincia de Teruel (una institución con más de 10 siglos de historia), se niegan a reconocer y a pagar a Hacienda una deuda de 10) millones de pesetas derivada de¡ impuesto de sociedades por el aprovechamiento forestal. Los alcaldes de los 23 municipios han hecho causa común y están dispuestos a llevar el asunto hasta las últimas instancias de los tribunales, y no descartan encierros y otras medidas de protesta.

La negativa de los ayuntamientos se basa en que no hay precedentes en toda España en el pago de impuestos por este tipo de explotaciones forestales, ni en la tradición histórica de la comunidad; y en los graves perjuicios que representaría. para los 23 pueblos, que registran los índices más bajos de Teruel y casi de España en cuanto a renta y recursos.La Comunidad de Albarracín data del año 1360, gestiona el aprovechamiento forestal de la amplia serranía, de la que corresponde a Albarracín el 50%, a la vez que también participa del otro 50% que se reparten todos los ayuntamientos de la comunidad.

Los beneficios que genera este patrimonio se destinan a, diversas obras en la comarca: celebración del día de hermandad, electrificación, servicio social de base en común, mejora de otros servicios y diversas actuaciones para dichos pueblos.

La comunidad cuenta con, un total de 5.100 habitantes, de los que 1.200 corresponden a Albarracín. Está considerada una de las comarcas más deprimidas de la provincia de Teruel y aun de España; a excepción de Albarracín, estos pueblos se encuentran por debajo de la media nacional en todas las cuestiones: renta, alfabetización y medios de vida.

Se trata además de una población envejecida, ya que el 70% son jubilados y la media de edad está por encima de los 50 años.

En octubre de 1983, la inspección tributaria de Hacienda de la provincia de: Teruel realizó una visita a Albarracín para interesarse por el pago de los impuestos de sociedades, desde 1978 a 1981, por el aprovecharniento forestal de sus montes, considerados como los más importantes de toda la provincia. Dicho impuesto figuraba como impagado, y se levantó la correspondiente acta.

Anulación del documento

El Ayuntamiento recurrió, y en 1984 Hacienda anuló el documento de la inspección. Posteriormente interesé datos de todos los ayuntamientos que integran la comunidad sobre el referido impuesto y levantó acta de nuevo.La deuda total ascendía a unos 00 millones de pesetas, que los ayuntamientos no reconocieron, por lo que firmaron su disconformidad. Hacienda, como se había pasado el plazo de pago, les recargó con un 50% del total., por lo que la deuda actual asciende ya a unos 100 millones de pesetas.

Los ayuntamientos recurrieron a Hacienda y posteriormente ante el Tribunal Económico Provincial de Teruel, que el pasado mes de febrero falló en su contra.

Los municipios afectados cuya deuda al año es superior al millón y medio de pesetas ya han recurrido en el plazo previsto ante el Tribunal Económico central, y los que no llegan a esa cantidad preparan un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Territorial de Zaragoza.

Los alcaldes de todos los pueblos se reunieron y estuvieron de acuerdo en no reconocer ni pagar la deuda, así como en iniciar acciones de protesta y llamadas de solidaridad.

Los alcaldes se sienten discriminados y creen que el Ministerio de Hacienda les está utilizando "como conejillos de indias" para aplicar la ley de impuestos de sociedades y de entidades sociales, que data de 1978, y su reglamento, de 1981.

"Es un agravio comparativo, pues ningún ayuntamiento de España ha pagado este tipo de impuestos por aprovechamiento forestal, lo hemos comprobado", según fuentes del Ayuntamiento de Albarracín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de marzo de 1986.

Lo más visto en...

Top 50