DESPUÉS DE LA CATÁSTROFE ESPACIAL

El desastre, en directo y vía satélite

Miles de europeos que poseen un equipo receptor -antena parabólica incluida- de señales de televisión transmitidas por satélite pudieron seguir en directo el desastre del transbordador espacial Challenger. La cadena norteamericana que estaba transmitiendo en directo el lanzamiento, la Cable News Network (CNN), envía señales, desde el pasado mes de septiembre, a Europa, Japón, Caribe, Australia y Canadá a través de un satélite de, la organización mundial Intelsat.La retransmisión en directo también pudo verse desde España, país en el que existen cerca de mil puntos de recepción de señales vía satélite. La mayor parte de los europeos, la no privilegiada todavía con la posesión de una antena parabólica, siguió el suceso a través de las imágenes que sirvió Eurovisión y que había comprado a la CNN.

Más información

El canal CNN, propiedad del magnate de la comunicación norteamericano Ted Turner, de 47 años, dedica las 24 horas de emisión a dar noticias, por lo que el lanzamiento del Challenger no le pilló desprevenido. Su centro emisor se encuentra en Atlanta y su programación se recibe en 29 millones de hogares norteamericanos. Personas cercanas a Turner afirman que la cadena no le resulta rentable y que tiene que recurrir a los ingresos procedentes de otras actividades.

Las principales cadenas de televisión norteamericanas -ABC,CBS, NBC y la propia CNN- dejaron de percibir un promedio de 300 millones de pesetas a la hora durante las seis horas seguidas que dedicaron, sin interrupción para la publicidad, a la información sobre la catástrofe. Durante este tiempo las centrales telefónicas de estas cadenas se inundaron de llamadas reclamando la emisión de las telenovelas y las series previstas en la programación normal, especialmente la serie que lleva por título Hospital general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de enero de 1986.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50