Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol estima que la dinámica de las autonomías llevará a un Estado federal

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que pronunció ayer una conferencia en la Universidad de la Sorbona, en París, estima que la dinámica de las autonomías llevará a España a una solución federal, aunque él, personalmente, no es partidario de ella. Pujol señaló también que no cree que España abandone, en ningún caso, la Alianza Atlántica, sea cual fuere el resultado del referéndum.El presidente de Cataluña explicó, en un debate organizado por la asociación hispanofrancesa Diálogo, que la evolución lógica del proceso iniciado en España desembocará en un Estado federal. "En nuestro caso, y no me refiero al interés general", prosiguió, "esa solución no es la más indicada. Estamos de acuerdo en que hay que generalizar las autonomías, pero no en que sean iguales en todos los casos, porque en algunas zonas no ha existido históricamente esa reivindicación. Personalmente yo defendí en su momento un sistema más parecido al italiano, pero se optó por la otra fórmula y lo comprendo y acepto".

Pujol señaló que no es fácil hablar de federalismo cuando se tienen responsabilidades como las suyas, pero insistió en que prefiere autonomía sin federalismo a federalismo sin autonomía, "que también puede existir".

Resultado positivo

Pujol afirmó que pese a los problemas que existen, como la asfixia financiera, el proceso autonómico español arroja un resultado positivo porque ha permitido, en todos los casos, recuperar libertades, consolidar la democracia, liberar energías y dar una nueva vitalidad al cuerpo social. "En el caso de Cataluña responde, además, a una conciencia y voluntad histórica", añadió.Pujol señaló que la regionalización de Europa no supone un ataque a los Estados actuales. "Respetar los estados no impide reconocer las regiones para permitir su desarrollo. El presidente de la Generalitat insistió en que no hay que interrogarse sobre la integridad territorial de los estados: "Hay que respetar el status quo".

Interrogado sobre las repercusiones que puede tener para las autonomías la adhesión de España a la Comunidad Europea, Jordi Pujol afirmó que la CE se hace a partir de los Estados. "Eso es intocable. Las cosas son así y las acepto sin ningún tipo de reservas. Eso no quiere decir que un país como Cataluña no pueda hablar. Simplemente, hay que buscar las fórmulas para hacerlo sin provocar tensiones ni en la Administración central ni en la CE".

Pujol dijo que la RFA e Italia han hallado fórmulas adecuadas para que sus regiones se expresen. "Quizá podríamos renunciar a ello, porque somos un pequeño país y yo no tengo ningún optimismo mesiánico, pero, aun reconociendo nuestras limitaciones, estoy convencido de que podemos seguir haciendo un papel en Europa".

Pujol admitió que existe un "reparto de funciones" con Miquel Roca y que era éste el encargado de buscar un papel político a escala nacional, "con mi apoyo bien pregonado". Estima que él debe dedicarse exclusivamente a su trabajo como presidente de la Generalitat, "que es algo más que ser jefe de Gobierno porque significa también tener la representación de un país". Sobre la pertenencia de España a la OTAN, Pujol afirmó rotundamente que España no abandonará la Alianza Atlántica. "No nos marcharemos porque luego habría que pedir de nuevo el ingreso y eso sería poco serio", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 1986

Más información

  • Conferencia del presidente de la Generalitat en París