Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Yemen del Sur Alí Nasser Mohamed, se refugia en Etiopía, según la radio israelí

Jerusalén / Abu Dabi

El presidente de Yemen del Sur, Alí Nasser Mohamed, huyó ayer de su país en un avión que aterrizó por la noche en Etiopía tras haberle sido denegado el permiso para tomar tierra en Yemen del Norte, según informó la radio israelí, citando a un radioaficionado que captó la comunicación entre el avión presidencial y la torre de control de Addis Abeba. La noticia no ha sido confirmada por otras fuentes. Las autoridades etíopes, que en un principio habían negado el permiso, decidieron acceder al aterrizaje del aparato tras conocer la presencia de Mohamed en el avión.

Por otro lado, la reanudación de violentos combates entre los rebeldes y las fuerzas leales al presidente Mohamed obligó ayer a suspender la operación internacional de rescate de extranjeros residentes en el país. Cinco buques soviéticos, tres franceses y cuatro británicos han participado en la evacuación entre la capital suryemení, Aden, y el puerto de Yibuti, en el golfo de Aden. La operación, que comenzó el viernes, coordinada por la Embajada de la URS S, ha logrado sacar de Aden a más de 1.500 extranjeros de una veintena de países, principalmente soviéticos.La URSS, firme aliada del único país marxista árabe, ha intentado sin éxito mediar en la lucha de facciones que detonó el lunes con un intento de asesinato del presidente Mohamed. Si bien la mayoría de las fuentes aseguraba ayer que Mohamed había logrado recuperar el control del país, los combates seguían manteniendo la tensión en la capital y en algunas localidades cercanas, donde se han refugiado los principales cabecillas de la intentona.

La lucha se desencadenó al extremarse la oposición entre los rebeldes, que preconizan un marxismo más ortodoxo y se oponen al estrechamiento de los contactos entre el régimen marxista suryemení y sus vecinos conservadores -Yemen, Omán y Arabia Saudí- y los dirigentes encabezados por el presidente Mohamed, que habían iniciado una cauta liberalización del régimen.

Ismail, vivo

El ex presidente y líder de la rebelión, Abdul Fatah Ismail, cuya ejecución había sido anunciada el lunes por el Gobierno, está aún vivo y se ha refugiado en Lahej, 30 kilómetros al norte de la capital, según informó ayer la agencia informativa kuwaití Kuna.La agencia, que citó a un oficial suryemení, informó que se han rendido varios militares que combatían con los rebeldes y que el ministro de Defensa y líder militar de la sublevación, el coronel Salleh Mosleh Kasem, murió el pasado miércoles.

Algunos extranjeros evacuados dijeron ayer en Yibuti que la televisión estatal, que emitía sin imágenes, afirmó que dos de los rebeldes -el ex presidente Ismail y el ex ministro de Defensa Alí Mohamed Nasser Antar- estaban aún vivos.

Según ha podido saberse, la armada y las milicias del Partido Socialista Yemení -partido único, en el poder- han respaldado plenamente al presidente, mientras que el Ejército de Tierra y el de Aire se han dividido entre los leales y los alzados.

Los rebeldes recibieron el apoyo de fuerzas tribales de Lahej y de Dhali, de donde eran originarios el ministro de Defensa y el ex vicepresidente y también líder golpista, Alí Antar.

El ministro de Agricultura del régimen suryemení, Mohamed Soleiman Nasser, dijo ayer, en una entrevista publicada en Abu Dabi, que las tropas gubernamentales "controlan totalmente" la situación y que los cabecillas de la rebelión han sido ejecutados.

La información sigue siendo confusa debido a que permanecen cortados los contactos telefónicos y por télex con el exterior.

Sin agua ni luz

Medios periodísticos en Yibuti reportaron informes de los primeros evacuados que hablaban de fuertes combates en la noche del jueves y la del viernes en todo Aden y que varias embajadas hoteles y hospitales habían sido dañados. Los refugiados señalaron también que había sido cortado el suministro de agua y de energía eléctrica.Los rescatados añadieron que la operación había sido coordinada por la Embajada soviética en Aden dando prioridad a las mujeres y los niños. Ninguno pudo señalar, sin embargo, un número aproximado de víctimas de los combates.

Los rescates de extranjeros fueron suspendidos ayer al desatarse fuego de artillería en la playa de Aden poco antes de que atracara el yate Britannia, propiedad de la reina Isabel II, para un tercer viaje de evacuación.

En dos viajes anteriores el Britannia, que se hallaba camino de Nueva Zelanda, había trasladado a 400 extranjeros a Yibuti.

Por su parte, el presidente de Yemen del Norte, Alí Andulah Saleh, formuló un llamamiento urgente para que las facciones en lucha en Yemen del Sur llegasen a establecer un alto el fuego a partir de las siete de la mañana de hoy.

Según informaciones de la agencia de noticias Oriente Medio, el líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, llegó a Yemen del Norte antes de que el presidente de este país propusiera a la OLP que supervisase el alto el fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de enero de 1986

Más información

  • La reanudación de los combates en Aden obliga a suspender la evacuación de extranjeros