Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canadá e Italia, dos 'grandes' marginados

Tanto Italia como Canadá, por segunda vez consecutiva, han quedado excluidas del cada vez más selectivo grupo de naciones más poderosas de Occidente.Tradicionales asistentes a las reuniones de los países más ricos del mundo, los ministros de Finanzas italiano y canadiense no han sido invitados a la reunión de este fin de semana en Londres, igual que no lo fueron a la del pasado 22 de septiembre en la que, en el hotel Plaza de Nueva York, se decidió actuar conjuntamente sobre el dólar.

La exclusión, como era de esperar, ha causado un evidente malestar en los Gobiernos de ambos países, particularmente en el del Estado transalpino. Así, el primer ministro, Bettino Craxi, escribió a finales del pasado mes de diciembre una carta a los jefes de Estado y de Gobierno de los cinco grandes para dejarles constancia de su protesta por haber sido marginado.

El primer ministro italiano consideraba en su misiva que la exclusión, tanto de su país como de Canadá, es injustificada e innecesaria y puede ocasionar problemas añadidos a la hora de poner en funcionamiento cualquiera de las medidas que adopten sus, hasta hace poco tiempo, compañeros de cumbre.

A nivel oficioso, las razones parecen estar relacionadas con la inestabilidad política y económica de la nación italiana -que ha tenido que reajustar su tipo de cambio-, y la propia estructura descentralizada de la nación canadiense. Craxi ha rechazado estas acusaciones.

Michael Wilson, ministro canadiense de Finanzas, también se ha declarado molesto por la exclusión. Aunque sin recurrir a misivas, como el primer ministro italiano, subrayó que los resultados de estas reuniones pueden quedar muy disminuidos si no se amplían o consensuan con otros países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de enero de 1986