Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

37 víctimas del terrorismo de ETA en 1985

El número de víctimas producido por la actividad terrorista de ETA durante el año 1985, con el asesinato de Alejandro Sáenz, ex guardia civil y jefe de seguridad de la empresa Michelín, es de 37 muertos, entre ellos nueve civiles y un niño. Siete policías nacionales, 10 miembros de la Guardia Civil y dos funcionarios del Cuerpo Superior de Policía son las bajas causadas por ETA entre las Fuerzas de Seguridad del Estado ETA asesinó este año a cuatro militares de alta graduación. El 7 de marzo, en una gasolinera de Elorriaga (Alava), el teniente coronel de Infantería y jefe operativo de la Ertzantza (policía autónoma vasca), Carlos Díaz Arcocha, resultó muerto al estallar una bomba colocada en su coche.El 12 de junio, fecha en que España concluía el proceso negociador del ingreso en la Comunidad Económica Europea con la firma del tratado de adhesión en el palacio Real de Madrid, cuatro personas murieron en tres atentados terroristas cometidos en Madrid y Portugalete (Vizcaya). El coronel jurídico del Ejército Vicente Romero González-Calatayud y su chófer, Juan García Jiménez, fueron asesinados a balazos en Madrid. Horas después, el policía nacional Esteban del Amo García murió víctima de la explosión de una bomba trampa colocada en el automóvil utilizado para huir por los terroristas autores del primer atentado. El mismo día, el brigada de Marina José Millarengo era asesinado de un disparo en Portugalete.

El 29 de julio un comando de ETA Militar ametralló en una calle céntrica de Madrid el vehículo oficial del vicealmirante Fausto Escrigas Estrada, director general de Política de Defensa, que se dirigía a su despacho del ministerio. El vicealmirante ingresó cadáver en la clínica La Paz y su conductor resultó gravemente herido.

El pasado 23 de diciembre el general de brigada de la Guardia Civil en la reserva activa Juan Atarés Peña fue asesinado por dos etarras del comando Nafarroa, que le dispararon por la espalda cuando paseaba, sin escolta, por un parque cercano a su casa, en Pamplona.

Coche bomba

El 9 de septiembre se produjo el primer atentado con coche bomba en Madrid, en la plaza de la República Argentina, mediante la explosión por control remoto al paso de un microbús de la Guardia Civil. Resultaron heridos 16 guardias civiles y dos paisanos, uno de los cuales, de nacionalidad estadounidense, falleció a los pocos días.La explosión de una bomba de tres kilos de cloratita, que ocasionó la muerte de Alfredo Aguirre Belascuáin, de 14 años de edad, y del policía nacional Francisco Miguel Sánchez, el 29 de mayo, en el centro de Pamplona, provocó una fuerte reacción popular de rechazo.

El 16 de agosto, en Castellón, ETA asesinó a Clement Perret, industrial francés, presuntamente vinculado a los GAL y al atentado contra el bar Hendayais en noviembre de 1980.

Aunque no hubo víctimas, tuvo gran resonancia en la opinión pública la campaña contra intereses turísticos en las provincias de Valencia y Alicante en mayo, junio y julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de diciembre de 1985