TEMOR A NUEVOS ATENTADOS PALESTINOS EN EUROPA

Mayor vigilancia desde ayer en los aeropuertos de Madrid y Barcelona

Las fuerzas de seguridad en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, y de El Prat, en Barcelona, han aumentado la vigilancia durante las últimas horas a raíz de los atentados terroristas ocurridos el pasado viernes en los aeropuertos de Roma y Viena, según informan fuentes del aeropuerto madrileño.Los controles especiales en los dos aeropuertos españoles incluyen una revisión de equipajes y dependencias y la verificación de pasajeros. Tales medidas se pusieron en práctica ayer por la mañana a la salida del vuelo 888 de Iberia con destino a Tel Aviv, el primero en España con destino a Israel desde que se produjeron los atentados terroristas contra la línea aérea El Al en Italia y Austria.

Más información
La policía conocía desde hace varios días la posibilidad de un inminente ataque a Barajas

El vuelo de Iberia partió con una hora de retraso. Se tenía que haber iniciado a las 9.30 horas, pero la postura que mantienen los controladores aéreos del cumplimiento estricto del reglamento de navegación aérea hizo que la salida se retrasase una hora.

Las medidas se incrementarán a partir de hoy, coincidiendo con la salida de vuelos regulares entre Madrid y Tel Aviv a cargo de la compañía aérea israelí El Al. El despacho de estos vuelos, que incluye pasajeros y mercancías, se realiza con medidas de seguridad especiales desde que la compañía opera con España.

Hay en el aeropuerto internacional de Madrid-Barajas una vigilancia permanente de personal de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

El equipo permanente de artificieros de la Guardia Civil en Barajas realiza siempre a la hora de despacho de la aeronave un peinado de las instalaciones abiertas al público ante la posibilidad, siempre supuesta, de la colocación de artefactos explosivos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En otros aeropuertos de Europa también se han incrementado las medidas de vigilancia ante los atentados.

En Italia, el ministro del Interior, Oscar Scalfari, afirmó que se han tomado todas las precauciones en la vigilancia tanto de los aeropuertos como de las estaciones de ferrocarril y de cualesquiera otros puntos estratégicos, pero precisó que el verdadero problema consiste en controlar a los ciudadanos extranjeros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS